#RESEÑA DE Lo que acecha DE SAMIR DABIAN GUERRA Y RAFAEL MUÑOZ MOLINA

 

Malvado

Sr. Malvado (José Luis Prieto)

Hoy voy hablaros de las parejas de baile y la importancia de elegir el compañero adecuado para vivir esa aventura.
El mundo del cine está plagado de ejemplos. Así de pronto, me viene a la cabeza: Al Pacino y Robert de Niro, Lauren Bacall y Humphry Bogart o Laurel y Hardy entre otros muchos.
Uno de los primeros artículos que publiqué (hace ya muchos años) hablaba de eso mismo, pero en lo referente a la música Rock en la décadas 80 y 90. Ejemplos hay muchos, pero pocos con tanta repercusión como: Axl Rose y Slash (Guns N´Roses), Steven Tyler y Joe Perry (Aerosmith) o la perturbadora unión de Brian Warner y Jerordie White (más conocidos como Marilyn Manson y Twiggy Ramírez, en la banda de Florida.
Pero el mundo de la literatura tampoco está exento de ejemplos destacados. A todos nos vendrá la memoria las figuras de Douglas Preston y Lincoln Child.
Por supuesto, el mundo indie también se a visto salpicado de autores que han unido esfuerzos. Yo mismo me aventuré, precisamente, en este mundo de la mano de los escritores: Fernando Trujillo y César García Muñoz.
Lo más importante en cualquier pareja, es que esa unión sirva para sumar y no restar. Para mí hubiera sido más fácil decantarme por los autores indies antes mencionados, pero he preferido correr un camino desconocido. De ese modo tenía la sorpresa asegurada, y… vamos que sí lo ha sido.
Samir y Rafael son tan distintos como lo son el subinspector Iñigo Montero Ibáñez y Xoel (los protagonistas de Lo que acecha). Pero no empecemos la casa por el tejado y conozcamos (un poco mejor) a los dos autores que hoy centran mi interés.

 

RAFAEL MUÑOZ MOLINA

Foto para entrevista

RAFAEL MUÑOZ MOLINA

A diferencia de lo que va a suceder después con Samir, Rafael Muñoz Molina era un completo desconocido para mí.
Rafael es un madrileño de 35 años, hijo del escritor Antonio Muñoz Gras y una locutora de Radio Nacional. Aunque le tentó estudiar periodismo, se decantó finalmente por el Derecho.
De sus inicios como escritor esto fue lo que me contó: “como muchos empecé escribiendo para mis amigos, por eso todavía en mis novelas los personajes principales suelen llevar sus nombres y sus descripciones me recuerdan a ellos”.
La aparición de Amazon KDP en España le permitió publicar esas novelas que antes solo habían leído sus amigos. En el año 2011 publicó las primeras cuatro novelas de Perteguer, una saga policial que inició con tan solo 17 años.

Novela de Intriga.
Fotos.
El caso de los Químicos.
Perteguer en el CNI.

La tetralogía se encuadrada cronológicamente, entre los 17 y 22 años; lo que viene siendo sus años universitarios. A partir de ese momento hubo un parón. Ya con 30 años escribió dos novelas casi seguidas: Unos días en Birmania (una clásica novela de espías) y Deepweb (su novela más exitosa hasta la fecha, con la que recupera al personaje Rafael Perteguer, una década después). La última novela de la saga de se publicó el año pasado con el nombre El misterio de las cartas en blanco.
Rafael no suele frecuentar blogs, páginas o perfiles de Facebook. Me consta que es Samir el que le está empujando un poco a aventurarse en este sentido.
Entre sus referentes vamos a encontrar figuras de la talla de: Lovercraft, Arturo Perez Reverte, Conan Doyle, Dickens, Leonardo Padura, Julio Verne o Poe.

 

SAMIR DABIAN GUERRA

bdr

SAMIR DABIAN GUERRA

A diferencia Rafael, a Samir ya lo conocía un poco de la red. En ese sentido es todo lo contrario de su compañero de baile, pero vayamos por partes.

Para ser sincero con vosotros, esta iba a ser mi primera entrevista en persona con un autor. Es algo que ya tenía pensado en mi cabeza: Un bar, unas cervezas, un plato de croquetas, mi block de notas; las risas garantizadas. No pudo ser posible, por motivos que ahora no vienen a cuento, pero es algo que ha quedado pendiente de hacer en un futuro.

Samir se define así mismo como un hombre con una gran vida interior. El añadiría también: “un friki que de niño que se sentía más cómodo entre libros, comics y VHS, que jugando en el parque con otros niños de su edad. Un hombre que aún disfruta de una buena película o serie de dibujos animados”. Cuando me decía esto, no estaba seguro si estaba hablando de mí o de él. El mundo está lleno de vidas paralelas.
Samir estuvo varios años en la Universidad. En su caso se decantó por los estudios de Ciencias Empresariales, Administración y Dirección de Empresas. “Cuando vi que me iba a confundir como un tuno, dejé la Universidad presencial y me busqué un trabajo. Pasé por varios trabajos hasta que vi que el único estable y que me garantizaba tres platos de comida al día, era el de funcionario, oposité para administrativo del Estado y aprobé. Pero como me quedó el gusanillo de estudiar una carrera que me gustase, me apunté en Psicología”.
De su origen como inventor de historias, esto fue lo que me dijo: “Soy el mayor de tres hermanos. Con el siguiente me llevo casi cinco años, así que desde pequeño desarrollé la imaginación para jugar en casa. Además, me encantaba ver películas. Me acuerdo que mi primer relato lo escribí muy joven y fue tras ver THEM (La humanidad en peligro, un film de 1954). Mi primer escrito fue una novelización de la película, cambiando escenas y el final a mi gusto”.
En cuanto a sus referentes literarios destacamos a: Robin Cook, Michael Ende (la de veces que hemos coincidido Samir y yo a la hora de mencionar este escritor germano), Julio Verne, H.G. Wells, J.R.R. Tolkien, Conan Doyle, Stephen King (del que adora sus ambientaciones; cualquier cosa puede pasar a las personas más corrientes del mundo), Arturo Pérez Reverte, Terry Pratchett (por su sentido del humor y la crítica social que llevan sus libros, y por lo prolífico que es el muy “jodido”), y por supuesto, Lovercraft. Este último autor está muy presente en la novela que hoy voy a reseñar.

LO QUE ACECHA

Para empezar voy a decir lo que es y no es Lo que acecha. Y es que, a veces, la portada de un libro puede ser un espejo de lo que vamos a encontrar en su interior.
Si nos ceñimos al titulo en sí, uno puede llegar a pensar que estamos ante un libro de terror. Cierto es, que el libro comienza con un capitulo donde la influencia de Lovercraft es más que evidente. Los dos autores sienten, y no esconden, una profunda admiración por el autor estadunidense, y esa sombra seguirá presente a lo largo de todo el conjunto, pero sería una equivocación encuadrar este libro en un único género.
Volviendo a la cubierta podemos leer, “Los dos guerreros íberos“. Si alguno intenta buscar un paralelismo con un libro de aventuras (y no digo que este libro no lo sea también), puede llevarse una gran decepción.
Alguno se estará preguntando, entonces: ¿Qué diablos es Lo que acecha? Aunque aparece mencionado como un thriller sobrenatural, sería una injusticia decir que no es también una novela de aventuras, las referencias al “terror cósmico” de Lovercraft son también evidentes. Pero hay más, mucho más, en realidad. En sus páginas se desprende un extraordinario trabajo de investigación, que a algunos les resultara excesivo, y otros como yo, lo disfrutarán en todo su extensión. No seré yo el que se queje de que un libro de ficción pueda servir también para ampliar nuestros conocimientos. Otro aspecto por lo que destaca, es por unos acertados toques de humor en el personaje de Montero, que garantizan más de una sonrisa. 
Lo que acecha es la suma de dos historias, aparentemente inconexas, pero que acaban confluyendo en el momento oportuno. De cada uno de sus dos protagonistas se ocupan sus dos autores de forma individual. Dos personajes perfectamente definidos. Teniendo en cuenta la biografía de los dos autores, uno puede imaginar que Rafael se ha ocupado del policía y Samir del oscuro mercenario, pero nada más lejos de la verdad. Rafael dará vida al oscuro personaje de Xoel, mientras que Samir hará lo propio con el políticamente incorrecto de Montero.
Dada la repercusión que tienen los dos protagonistas en el libro, os voy hablar brevemente de ellos.

Montero: El subinspector pondrá las notas de humor al libro, sin caer en lo cómico. Uno empatiza con él desde el primer momento (no dudaría en tomarme una cerveza con él sí fuera un personaje real) Es un personajes perfectamente creíble, con sus luces y sombras, y como antes dije, políticamente incorrecto.

Xoel: La vida del mercenario no ha sido nunca fácil. En este caso me costó más empatizar con su personaje, pero creo que sin él esta historia no hubiera sido lo mismo. Rafael me confío en la entrevista, que quería que fuera como el Corto Maltes, un pirata, mercenario y marinero. Aunque a su autor le hubiera gustado que fuera más salvaje y primitivo, lo cierto es que es le quedó un personaje mucho más reflexivo. No tengo la menor duda, de que es uno de esos personajes que evolucionará a lo largo del tiempo. Lo que no sé es, sí lo hará siguiendo las directrices de su autor o como será el personaje el que tome las riendas de su papel en la historia.

Nathasa: Es el tercer personajes, aunque su papel en esta entrega es secundario, creo que el futuro le depara un papel más protagonista.  Rafael da vida a una mujer de armas tomar, de sangre fría y… Mejor me callo, será mejor que la descubráis por vosotros mismos.

En cuanto a la trama, puedo deciros que me ha sorprendido para bien. Todo comienza con el robo de una reliquia en una mansión al norte de Madrid. Las pesquisas le conducirán a Xoel. Es de esos libros que es mejor no decir más, para no estropear una posible lectura (para que luego digan que soy un Malvado). Pero os aseguro que la trama está perfectamente hilvanada y que nada queda al azar. Como buena novela de aventuras (que también lo es, pero no en el sentido más puro del término), es difícil desprenderte de sus páginas. Cuando llegas al final, sientes que todas las piezas han encajado, pero también eres consciente de que la historia no termina aquí. Por suerte, no tendrás que esperar mucho tiempo, según tengo entendido, estará disponible a la vuelta del verano. He tenido el placer de leer un pequeño adelanto y no tengo la menor duda de que estará a la altura de esta primera entrega.

 

CONCLUSIONES

Lo que acecha es un thriller sobrenatural, con pinceladas de aventura, unos acertados toques de humor y una ligera sombra del genio de Lovercraft en algunas de sus páginas, que harán las delicias de los amantes del terror. Dos personajes principales que suman uno al otro, como lo ha hecho Samir con Rafael y viceversa. Dos parejas de baile a las que hay que tener en cuenta.
Si no te he convencido para que adquieras este libro, dudo que lo consiga con otras palabras. En el caso de que lo hagas, te invito a que compartas conmigo esa experiencia, además de con sus autores. Lo que acecha es de esos libros que te invitan a mantener una tertulia literaria.

PARA CONTACTAR CON EL SR. MALVADO

mailbox-1819966_1920

Buzón en el que recibe las propuestas el Sr. Malvado

Tienes que enviar un correo a la siguiente dirección:

Jlptietoescritor@yahoo.com

NOTA INFORMATIVA:
En vista de las peticiones que me están llegando últimamente, algo que agradezco enormemente, porque eso significa que el trabajo que desempeño es el adecuado, quiero dejar claros algunos puntos que considero de vital importancia para que nadie se lleve a engaño:
1- Los libros que leo y reseño son obras que, por cualquier razón, como a cualquier lector, han llamado mi atención de algún modo. Por lo tanto, leo lo que a mí me apetece y reseño de acuerdo a mí experiencia lectora.
2- No aceptos pagos de ningún tipo, tampoco sobornos (ni siquiera croquetas) y no porque me mandéis el libro voy a tener que leer obligatoriamente y mucho menos reseñarlo, eso es algo que yo solo decido.
3- Hay un correo en el que os podéis poner en contacto conmigo. De entre las propuestas que me hagan llegar, si alguna llama mi atención, yo mismo me pondré en contacto con el autor. Así ha sido hasta ahora y así seguirá siendo. Eso sí, si alguien quiere hacerme una propuesta de lectura, debe facilitarme el ejemplar del libro como desee (no acepto cheques regalo). Esto es porque, aunque ya me gustaría, no puedo comprar todos los libros que me proponen.

Anuncios

El Marqués de Sade, el hombre que dio nombre al sadismo

Una vida marcada por los escándalos sexuales y estancias en prisión

1

(1740-1814)

Donatien Alphonse François de Sade, más conocido por su título nobiliario como Marqués de Sade, no sólo es el más conocido escritor de novela erótica de todos los tiempos (a su lado, el kamasutra es tan inocente como un libro de colorear), sino que también fue un brillante filósofo con una vida excepcionalmente interesante.

Nació en 1740, en el Palacio de los príncipes de Condé, dentro de una de las casa más antiguas de toda la Provenza. Cuando tenía cuatro años, su madre cesó su oficio como dama de compañía de la princesa para acompañar a su padre en sus viajes, por lo que el pequeño Donatien quedó al cargo de su abuela y tías paternas. Un año después lo llevaron al monasterio benedictino de Saint-Léger d’Ebreuil para que iniciara su educación bajo la atenta mirada del abad Jacques François Amblet.

Con diez años regresó a París e ingresó en un colegio jesuita muy prestigioso. A esa temprarna edad se aficionó a la lectura, prefiriendo los libros de historia, filosofía y, sobre todo, los relatos de viajes. Entre otros muchos conocimientos, aprendió música, danza, esgrima y escultura, al tiempo que mostró gran curiosidad por la pintura.

Con dieciséis años participó en la Guerra de los Siete Años con el grado de teniente, bajo las órdenes del Conde de Provenza. Más tarde lo destinaron al frente de Prusia, donde lo nombraron portaestandarte y, más tarde, capitán de la caballería de Borgoña. Por aquel entonces, el joven Donatien ya había viajado por toda Europa hasta Constantinopla.

¿Hay algo más inmoral que la guerra?”

Tras el tratado de París, que puso fin a la guerra, fue licenciado y regresó a Lacoste. Allí se casó por disposicióon de su padre con la hija mayor de los Montreuil, familia de la nueva nobleza, a pesar de que su corazón pertenecía a una jovencita de Lacoste. No obstante, su matrimonio fue fértil, ya que concibió tres hijos a pesar de los diversos escándalos.

Amar es una cosa muy diferente a disfrutar; la prueba está en que se ama todos los días sin disfrutar, y con mayor frecuencia aún se disfruta sin amar.” 

Cinco meses después de que el matrimonio Sade se trasladara a Normandía, Donatien fue arrestado (se desconocen los motivos, aunque se achacan a un escándalo sexual) y se le prohibió salir de la provincia sin autorización real.

Un año después de este primer alboroto, se instaló en París, donde tomaría diversas amantes y obtendría los favores de varias prostitutas. Su sexualidad siempre fe muy vigilada por el rey, que controlaba la vida de todos los nobles mediante el inspector Marais.

De entre sus famosas amantes, cabe destacar a la actriz Madmoiselle Collete y a Beauvoisin, una de las cortesanas más cotizadas de la alta sociedad francesa. Sus amoríos con esta última llegaron a tal punto de que la llevaba consigo a diversos eventos y llegaron a confundirla con su esposa.

Con veintisiete años, Donatien se convirtió en el Marqués de Sade a la muerte de su padre. Y si ya por entonces su vida era licenciosa, tras el fallecimiento de su padre se desató en toda su lujuria y violencia.

Un año después, en 1768, tuvo lugar el escándalo de Acueil, en el que una prostituta acusó al Marqués de habérla llevado hasta allí con engaños para después flagelarla. Donatien pasó en la cárcel siete meses y su fama como “sádico” (no olvidemos que el nombre de Sade ha dejado su huella en el vocabulario sexual) se expandió más allá de las fronteras.

Ya libre, pasó varios años en Lacoste, prosiguiendo con su afición al teatro, hasta el punto de que fundó una compañía con la que llegó a viajar ofreciendo representaciones. En Holanda consiguió que le publicaran un manuscrito.

En 1772, el “caso Marsella” lo llevó a la cárcel. Esta vez, fue condenado tras un encuentro con varias prostitutas (con las que había mantenido una orgía) de haberlas envenenado con un supuesto afrodisíaco. Las mujeres, después de un tiempo de indisposición recuperaron la salud, pero Donatien fue senenciado a muerte por sodomía y envenenamiento. Fue ejecutado en efigie, ya que consiguió escapar a Italia antes de que lo detuvieran.

El sexo es tan importante como comer o beber, y debemos satisfacer este apetito con tan pocas restricciones y falso decoro como los otros”.

 

Fue encarcelado en el castillo de Miolans, donde recibió varias visitas de su esposa, que debía disfrazarse de hombre para evitar que le prohibieran verlo, pues la suegra del Marqués se había convertido en su más enconada enemiga y su saña no se detuvo hasta que consiguió que el rey dictara una orden de prisión incondicional.

El Marqués permaneció varios años prófugo, pero regresó a París cuando supo que su madre estaba agonizando, lo que su puso su arresto definitivo, tras el que lo llevaron a la fortaleza de Vincennes.

Su esposa consiguió que se reabriera el caso de Marsella, en el que se descubrieron numerosas irregularidades. Para entonces Donatien ya llevaba encerrado un año por el influjo de su suegra y permaneció allí otros doce más, hasta que fue liberado con la revolución y la caída del Antiguo Régimen.

Durante su largo encierro en Vincennes, sus únicas visitas fueron la de su esposa, el abad que se había convertido en su preceptor durante su infancia y una amiga de la familia. La soledad hizo mella en él: comenzó a leer, a escribir y a tener accesos paranoicos en los que acusaba a su esposa de estar en complot con su suegra.

5

Es en esta época cuando escribe algunas de sus grandes obras, como Cuentos, historietas y fábulas, Justine, Aline y Valcuor.

En 1784 fue trasladado a la Bastilla, donde prosiguió sus años de encierro, donde perdió gran parte de sus comodidades carcelarias.

En 1790 salió en libertad por la abolición de las cartas reales a causa de la Revolución. Para entonces ya contaba con cincuentaiún años, padecía de obesidad, de una enfermedad pulmonar y había perdido gran parte de la vista. Sus hijos, a quienes no había visto durante todo su encierro, ya eran adultos. Se sentía envejecido y totalmente hundido.

Para colmo de males, su esposa, que tanto había luchado por él, solicitó la separación, posiblemente por los tiempos tumultuosos y la necesidad de congraciarse con su madre para que la ayudara económicamente. Donatien hipotecó todos sus bienes (saqueados durante la Revolución) para hacerse cargo de los gastos.

“¿De verdad os vais a casar? Cómo os compadezco…”.

Con algo de ayuda, el Marqués consiguió introducirse de nuevo en el mundo del teatro y se fue a vivir con la actriz Constance Quesnet, en lo que supuso una relación de apoyo mutuo. Durante esta etapa escribió varias piezas teatrales que, aunque tuvieron éxito de público y crítica, se suspendieron debido a los altercados en las salas.

En 1791 publicó Justine o los infortunios de la virtud.

2

Un año antes, Sade ya se había manifestado como ciudadano activo del proceso revolucionario. Colaboraba escribiendo discursos y, finalmente, fue nombrado secretario. Por ironías de la vida resultó que, mientras fue el secretario del distrito, los Monreuil (recordemos a su despiadada suegra), que lo habían mantenido encarcelado durante tantos años, sufrieron las adversidades de la suerte y se los despojó de todo. Sade se ocupó de ellos y no permitió que se los maltratara mientras estuvieron en su sección. Sin embargo, cuando cesó su cargo, los Monreuil fueron detenidos y dieron con sus huesos en prisión. ¿Justicia poética?

El Marqués fue nombrado presidente de su sección, pero un tiempo después dejó el cargo, ya agotado de la vida política.

En 1793 fue detenido en su domicilio y encarcelado de nuevo. Se desconocen los motivos de este arresto. Fue trasladado de cárcel en cárcel hasta que acabó en la de Picpus, donde veía a diario desfilar la guillotina, sedienta de nuevas cabezas. Constance, su compañera, trató por todos los medios de sacarlo de allí. Al final, con el fin de la época del Terror, Sade quedó en libertad.

Tras esto, trató de vivir del teatro y de la publicación de sus novelas, como Justine y Los crímenes del amor, entre otras, hasta que comenzó a recibir ataques por su contenido. Incluso trató de mendigar. Aline y Valcour fueron consideradas escandalosas, por lo que nadie dudó de que Justine (que había publicado bajo el anonimato) fuera también suya. Por ello, en 1801 fue detenido por última vez, cuando iba a entregar nuevos manuscritos a su editor y lo encerraron en una institución mezcla de prisión y manicomio. Se le diagnosticó para su ingreso “demencia libertina” y falleció allí.

Durante sus últimos años en aquel asilo, Sade se dedicó a la lectura y la escritura en compañía de Constance, que permaneció con él hasta su muerte en 1814.

Algunas de sus obras

Como vemos, su vida fue bastante agitada, más marcada por la política que por la violencia sexual que lo llevó a la fama.

Entre sus obras más destacadas están:

Justine o los infortunios de la virtud, que narra la vida de una joven virtuosa que sufre durante mucho tiempo. Esta obra, pareja de La historia de Juliette o el vicio ampliamente recompensado, contrasta en la dificultad de seguir los caminos del bien en comparación con los del vicio (en especial, el vicio sexual), cuyas perversiones resultan aplaudidas por una sociedad que no apoya el buen comportamiento, sino que premia al malo.

La filosofía en el tocador relata el proceso de perversión de una joven a manos de sus educadores, hasta el punto de que la conducen a matar a su madre de la forma más cruel posible.

Su obra más aclamada, los 120 días de Sodoma y Gomorra, quedó inacabada, ya que la escribió en prisión. Es el trabajo más gráfico y de Sade y narra las diferentes torturas sexuales a las que someten a un grupo de adolescentes esclavizados.

El sexo sin dolor es como la comida sin sabor”.

Un estilo macabro y sensual

Sobre el estilo del Marqués, ¿qué podemos decir? Fue un hombre seductor durante su juventud, de ahí que su prosa sea tan tentadora, que se regocije en los vericuetos de las pasiones humanas y ahonde en sus más secretos pensamientos. La sensualidad de sus escenas, gráficas y crueles, no dejan de ser una manifestación de una protesta contra una sociedad corrupta y embustera, que proclamaba la virtud al mismo tiempo que escondía sus miserias.

Para conocer la virtud, primero debemos familiarizarnos con el vicio”.

Asimismo, si tenermos en cuenta el carácter contestatario, rebelde y reflexivo de nuestro autor, no podemos ignorar que sus obras destilaban también esta libertad de pensamiento, que se reflejaba en sus escenas macabras, crueles y de un realismo salvaje.

Si es lo obsceno lo que otorga placer a la lujuria, entonces cuanta más obscenidad, más placer debe haber”.

Podemos concluir que sus escritos, al igual que su vida, están marcados por una honda reflexión sobre la esencia del ser humano, pues sin duda, el Marqués de Sade meditó mucho sobre la maldad en sus numerosas estancias carcelarias. En definitiva, tuvo una vida arrolladoramente obscena y llena de altibajos que dejó como legado unos manuscritos tan escandalosos como su mismo autor.

“La crueldad, lejos de ser un vicio, es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza”.

meme

Convocatoria Antología benéfica “Gritos y Pesadillas”

¡Hola a todos! Nos complace anunciar que ya tenemos por aquí una nueva convocatoria para una nueva Antología benéfica, aunque, estad atentos porque en lo que queda de año pensamos sacar no una, sino ¡dos antologías!

Como bien sabréis los que ya conocéis las antologías del grupo, y para quienes no lo sepáis aún, los beneficios recaudados  irán a la Fundación “Hospital amic” de Sant Joan de Déu de Barcelona para la humanización y apoyo del tratamiento de cáncer y la leucemia infantil.

Antología benéfica Gritos y Pesadillas. 40 relatos terroríficos y sobrenaturales.

En principio, Gritos y Pesadillas contará con 40 relatos, a no ser que por decisión del jurado no se llegue al número de relatos aceptados, en cuyo caso la antología estaría compuesta por 25.

Dicho esto, todo aquel que quiera participar en esta convocatoria, deberá seguir las siguientes bases:

  • Podrán participar todos aquellos que así lo deseen, indistintamente de cuál sea su nacionalidad o residencia.
  • Cada autor/a podrá presentar un solo relato.
  • El tema será terror y sobrenatural.
  • *Sobrenatural: demonios, ángeles, espíritus, fantasmas, ánimas, poltergeist, brujas, vampiros y licántropos (si se deben a una maldición), maleficios, vudú… No confundir con fantasía (para esta antología debe estar enfocado al terror).
  • Deberá estar escrito en lengua española.
  • Deberá ser un relato inédito, que no haya sido presentado a concurso, publicado en webs, en obras, ni seleccionado en otras ediciones.
  • El relato ha de presentarse en archivo Word o similar, NUNCA en PDF ni con otra extensión no editable.
  • Los relatos deberán tener una extensión mínima de 1000 palabras y una extensión máxima de 2500 con un interlineado de 1,5.
  • *Dentro del documento debe aparecer el nombre del autor y de la obra e indicar tres obras publicadas que aparecerán al final del libro. Si no tenéis obras publicadas también está la opción de indicar la dirección de vuestro blog. Asimismo, el archivo enviado debe estar nombrado como el título del relato. Ejemplo: si mi relato se llama Mariloles pues el archivo que enviéis tiene que llamarse Mariloles.doc, Mariloles.docx, etc.
  • Aunque habrá un grupo de correctores para la antología, por favor, enviad el relato lo más revisado y corregido posible.
  • Los relatos deberán enviarse al mail: llecgrupo@gmail.com poniendo en el asunto: ANTOLOGÍA RELATOS DE TERROR Y SOBRENATURAL
  • El plazo de recepción de los relatos comenzará el día 1 de junio y finalizará el 1 de agosto.
  • Después de estas fechas, una vez que el jurado haya seleccionado los relatos, se anunciará en el blog y en el grupo LLEC a los ganadores.

A tener en cuenta:

  • Los autores participantes deben comprometerse, en el caso de que su relato salga seleccionado, a no publicar dicho relato en webs, blogs u otras páginas (no aplica para libros propios).
  • Los autores participantes no recibirán una copia gratuita de la antología. Es un proyecto benéfico.
  • El escritor estará de acuerdo con que por necesidades de corrección, se realice a su relato una corrección ortotipográfica y de estilo.
  • El fallo del jurado será inapelable.
  • Cualquier relato que no cumpla con las condiciones anteriormente expuestas quedará desclasificado de manera automática.

Y bien, por el momento, esto es todo. ¡Escribe tu mejor relato de terror o sobrenatural y mucha suerte! Pero, cuidado con los respiros, la próxima antología benéfica tendrá que ver mucho con niños.

¡Hasta pronto!

Conoce la Política de Privacidad del blog

¡Hola! Como bien sabrás, este día 25 entra en vigor la nueva LOPD y la RGPD, es decir, las nuevas leyes para que la protección de nuestros datos mientras navegamos por la red. Al igual que muchos otros sitios, los blogs también deben cumplirla, por lo que te invito a echar un vistazo a la Política de Privacidad de Libros, lectores, escritores y una taza de café (Grupo LLEC).

¡Si estás de acuerdo con ella, perfecto! Nos seguiremos viendo por aquí y seguirás recibiendo notificaciones de nuevas entradas del blog. Si no lo estás, puedes usar perfectamente tu derecho a desuscribirte del blog.

¡Esperamos que nos sigamos viendo por aquí!

books-20167_1920

#RESEÑA DE Despertar: Séptimo DE ROGER DURAÑONA VARGAS

Malvado

Sr. Malvado (José Luis Prieto)

La semana pasada os hablaba de lo difícil que es destacar en un mundo tan competitivo como es el de la literatura indie. Parece mentira que estemos en el Siglo XXI y todavía tenga relevancia el lugar en el que hemos nacido. No hace tanto tiempo me hice eco de una noticia que me sorprendió para bien. César Brandon, oriundo de Guinea Ecuatorial, se convertía en el flagrante ganador de un popular concurso de talent, y lo hizo recitando poesía. No es que yo sea el más indicado para valorar su talento, para eso mejor la opinión de mi compañera Leticía mi pluma, pero por los vídeos que he podido ver, no lo hace nada mal y siempre es una alegría que alguien relacionado con las letras haya podido alzarse con la victoria de un concurso de este tipo.
Teniendo en cuenta esta premisa, nacer en un lugar u otro, puede determinar nuestro futuro como escritores. Las piedras que vas a encontrar en el camino, no tienen porque ser las mismas.
Después de nueve libros reseñados, es el momento de dar la oportunidad a una de las muchas propuestas que me han llegado desde que empecé esta sección. No ha sido nada fácil, pero al final me he decantado por un autor cuyos problemas para editar no tienen nada que ver con los que puedan tener los autores en España. Pero ese no ha sido el único elemento que jugaba a su favor, también ha sido su propuesta. Fue suficiente con leer tres capítulos de Despertar: Séptimo, para darme cuenta de que su propuesta es distinta a la de muchos otros autores.
Para conocer a nuestro autor nos trasladamos de continente. Dejamos España y ponemos rumbo al Oeste, al otro lado del Atlántico nos espera Roger Durañona para hablarnos de su libro y de los escollos que ha encontrado para que el libro que hoy voy a reseñar haya podido llegar a mis manos, y espero que muy pronto, también en las vuestras. Después de nueve libros reseñados, creo que me he ganado el favor de que tengáis en cuenta mis propuestas. El tiempo me dará o me quitará la razón.

ROGER DURAÑONA VARGAS

roger-portrait

Roger Durañona Vargas

Nuestro autor nació y reside en Cuba. Roger es un acérrimo defensor de la Ciencia Ficción y la fantasía. Desde que leyó El hobbit siempre ha querido escribir, pero sería tiempo más tarde cuando decidiera dar ese gran paso.
Roger Durañona es profesor de informática, administrador de redes, pero en sus ratos libros escribe y ha empezado a desarrollar videojuegos. De este último aspecto hablaremos más tarde, porque ha influenciado mucho en la forma de escribir sus propias historias.
Llegados a este punto y teniendo algo de conocimiento de lo que los músicos cubanos están sufriendo en sus carnes, quise interesarme por ese mismo aspecto, pero en lo referente a los escritores cubanos. Ahora vais a comprobar que no es los mismo demostrar tu valía aquí que allí.

Sr Malvado: ¿Cuál es la situación de alguien que quiera dedicarse a la escritura en Cuba?
Roger Durañona: Aquí la publicación es subsidiaria, así que hay una cuota de libros para cada editorial y los libros se venden a precio costo, a no ser que seas un escritor famoso. Para conseguir publicar el método más rápido es resultando ganador de un concurso. Los escritores cubanos viven de concurso en concurso, y eso limita, en mi opinión, la extensión de sus obras (aunque no la calidad). La otra forma de publicar es, que seas un escritor reconocido. Algo nada sencillo en Cuba.

Sr Malvado: Por lo que tengo entendido, en Cuba no existe la auto publicación como tal. Pero tu libro ha llegado a mis manos. ¿Cómo ha sido posible?
Roger Durañona: Gracias a la recomendación de otro autor, así fue como llegó primero el libro a la editorial y tiempo más tarde a tus manos. Como bien has dicho, la auto publicación no existe porque vivimos desconectados del mundo. Amazon no puede publicar a un escritor cubano y transferirle dinero directamente, necesita un intermediario que te “preste” una cuenta de banco y cobre las regalías por ti. Algo que no está al alcance de todos.

Sr Malvado: ¿Qué más limitaciones puede encontrar un escritor en Cuba?
Roger Durañona: Muchas, tal vez demasiadas. Hay que empezar por decir que como el Instituto del Libro no puede pagar los derechos que exigiría un autor famoso, en Cuba no se publica mucha literatura extranjera. Aunque es cierto que algunos autores han donado sus derechos. Y por supuesto , no se publicaría un libro que abiertamente critique al gobierno o a sus líderes. Hay una cierta “línea” que no se puede cruzar. Puedes criticar la corrupción de bajo nivel y los problemas de la sociedad, pero los altos niveles no se tocan. Es por eso que entre los autores profesionales se trabaja mucho el realismo sucio, y esa es la razón por la que ese género en concreto venda tanto.

Sr. Malvado: ¿Cómo fueron tus principios como escritor?
Roger Durañona: Dejé atrás muchos cuadernos llenos de historias a medio hacer, pero un día decidí tomármelo más en serio y escribir una novela. No tenía ni idea de cómo hacerlo, pero lo hice. La publiqué en internet bajo licencia de Creative Commons, y por supuesto, nadie se la descargó.

Al principio de este apartado os hablé de la realción que tiene nuestro autor con los videojuegos. Uno de sus sueños es crear un RPG hecho en Cuba. Después de la nefasta repercusión de la primera publicación Roger decidió no volver a escribir (por lo menos en un tiempo. Fue a partir de un proyecto para un videojuego cuando volvió a escribir una pequeña historia, que se convirtió más tarde en La piedra ardiente, novela también disponible en Amazon.

Sr Malvado: La piedra ardiente te trajo suerte. ¿Qué cambió respecto a aquella primera publicación?
Roger Durañona: Fue cuestión de suerte. Por casualidad llegó a manos de Yoss, el autor de Ciencia Ficción y fantasía más premiado en Cuba, y él le vio cierto valor. La presentó a la Editorial Gente Nueva y en el año 2015 se publicó, con muy buena acogida entre los lectores cubanos.

Para que entendáis un poco la dificultad de publicar en un país como Cuba, Roger lleva escritas cinco novelas y tiene una sexta en proceso de concluirse, pero hasta la fecha solo ha conseguido que se publiquen La piedra ardiente y Despertar: Séptimo.

Ahora que ya conocéis un poco mejor al autor y las dificultades que tienen los autores cubanos, es el momento de entrar en el libro que hoy voy a reseñar.

DESPERTAR: SÉPTIMO

El otro día mencionaba que el libro que iba a reseñar es un libro de FANTASÍA en mayúsculas y no ando nada desencaminado. Ya iba siendo hora que abordará el género al que le he dedicado mis mejores momentos como lector, y si la dicha es buena, algún día lo haré también como escritor.
Para entender un poco de que va Despertar: Séptimo hay que tener en cuenta cuales son los referentes de nuestro autor. Por encima de todos está el gran Terry Pratchett, pero también es un admirador de la obra de Sapkowski y su saga de Geralt de Rivia.
La historia que hoy presento es de fantasía, pero está perfectamente condimentada con un “humor tan negro que hay que encender la luz para ver”, según las palabras de Roger.

Despertar: Séptimo es un libro de magos, pero también de criaturas extrañas y mucha mucha acción. La Academia en la que nos presenta a nuestro protagonista está tomada de muchas fuentes. Cuando le pregunté sobre ello, esto fue lo que me dijo: “Pensé en Hogwart, la Universidad invisible de Ankh Morpok, la academia Kvothe… Creo que mucho más a esta última. Siempre he pensado que de existir los magos, se agruparían en lugares así”.

El protagonista de Despertar es Keidar. No hay mejor descripción que la que hace Roger de su propio personaje: “Es un mago regular, que sobrevive haciendo encargos para la Academia, porque su único talento parece ser encontrar cosas. Por lo demás, se acerca peligrosamente a la categoría de fracasado y para colmo de males, carece del empuje de su antiguo amigo Ronnen (otro de los grandes protagonistas de Despertar).

Con semejante descripción, uno no parece albergar grandes esperanzas en él, pero creerme si os digo que este libro no sería lo mismo sin Keidar. No importa que no tenga la ambición de Ronnen, Keidar tiene algo que vale su peso en oro en toda buena historia: su facilidad para empatizar con el lector.

Si uno se detiene un momento a contemplar la portada, se dará cuenta de que parece más la portada de un videojuego que de un libro. En cualquier caso, Roger tampoco pudo decidir la portada de su propio libro, fue decisión de la editorial colocar esa imagen. No es la mejor elección, como bien reconoce su autor, pero sí nos da una pista del tipo de libro al que nos vamos a enfrentar.

Después de leer el conjunto, tampoco es la única deficiencia con la que me he encontrado (hay que ser justos), pero nuestro autor está libre de toda culpa. No hubiera estado demás un glosario de los distintos personajes, porque son muchos más de los que parecen en un primer momento. Un mapa nos sirviera para guiarnos. La editorial se le olvidó (por no ser mal pensado) realizar determinadas separaciones dentro de los capítulos, que sí existen en el manuscrito original del autor. Independientemente de esos errores de edición, estamos hablando de una historia sin fisuras. Keidar se verá envuelto en mil y una aventuras. Dar con el Séptimo se convierte en un juego de niños teniendo en cuenta lo que le espera a lo largo del relato. Como si de un videojuego RPG se tratara, uno se ve inmerso en una historia de proporciones descomunales. Cada pasó que da nuestro protagonista es más peligroso que la anterior y la dificultad sube.

En cuestiones de imaginación, Roger va sobrado. Puede parecer que está todo inventado ya (aunque yo discrepo), pero desde luego sí por algo se caracteriza esta novela es por la innegable imaginación de su autor, además de su humor. Nos vamos a divertir y mucho.

Pensé que nunca diría esto de un libro de fantasía, pero en ocasiones he necesitado tomar un respiro. Despertar está plagado de momentos de acción, de luchas muy bien narradas y de otros muchos acontecimientos, que no te darán un solo momento de respiro. Andrenalina pura y dura.

La novela se culmina de la mejor forma posible, con una lucha de proporciones mastodónticas. Si tu corazón se desboca, es que el autor ha conseguido su objetivo.

CONCLUSIONES

Si parto de que en un libro de fantasía busco que me lleve a lugares que nunca podría imaginar de otro modo, diré que cumple con ese papel. Si la idea es hacerme sentir participe de la historia, también lo ha conseguido.
Despertar: Séptimo es un libro más que recomendable para los amantes del género de fantasía, una historia sin altibajos, llena de humor y trepidante acción. Los personajes están muy bien perfilados y como toda buena historia de fantasía tiene un final de altura. Un libro que promete hacerte pasar buenos ratos, y sí eres de los míos, te sacará ese lado friki que todos llevamos dentro.
¿A qué estás esperando para adquirir el libro? No te puedes perder esta historia llena de magia y seres sobrenaturales. Un libro recomendado por el Sr Malvado no puede ser nunca una mala elección.

PARA CONTACTAR CON EL SR MALVADO

mailbox-1819966_1920

Buzón en el que recibe las propuestas el Sr. Malvado

Hoy ha sido Roger Durañona, mañana puedes ser tú. Para contactar con el Sr Malvado tienes que enviar un correo a la siguiente dirección:

Jlprietoescritor@yahoo.com

NOTA INFORMATIVA:
En vista de las peticiones que me están llegando últimamente, algo que agradezco enormemente, porque eso significa que el trabajo que desempeño es el adecuado, quiero dejar claros algunos puntos que considero de vital importancia para que nadie se lleve a engaño:
1- Los libros que leo y reseño son obras que, por cualquier razón, como a cualquier lector, han llamado mi atención de algún modo. Por lo tanto, leo lo que a mí me apetece y reseño de acuerdo a mí experiencia lectora.
2- No aceptos pagos de ningún tipo, tampoco sobornos (ni siquiera croquetas) y no porque me mandéis el libro voy a tener que leer obligatoriamente y mucho menos reseñarlo, eso es algo que yo solo decido.
3- Hay un correo en el que os podéis poner en contacto conmigo. De entre las propuestas que me hagan llegar, si alguna llama mi atención, yo mismo me pondré en contacto con el autor. Así ha sido hasta ahora y así seguirá siendo. Eso sí, si alguien quiere hacerme una propuesta de lectura, debe facilitarme el ejemplar del libro como desee (no acepto cheques regalo). Esto es porque, aunque ya me gustaría, no puedo comprar todos los libros que me proponen.

 

Virginia Woolf, la madre de todas las batallas y discursos feministas

“Las mujeres han vivido todos estos siglos como esposas, con el poder mágico y delicioso de reflejar la figura del hombre, el doble de su tamaño natural”. (Una habitación propia)

La guerra contra el machismo empezó hace muchos años, aunque por desgracia aún siga vigente. Una lucha que muchas mujeres desde hace siglos han batallado y que todavía seguimos combatiendo por conseguir la, al parecer utópica, igualdad entre mujeres y hombres. Pero no voy a entrar en debates, pues los noticiarios nos avasallan con esta guerra cada día, yo solo he querido introducir como se merece a una de las primeras guerreras que se unió a este valiente escuadrón: Virginia Woolf.

(1882-1941)

Adeline Virginia Stephen, nombre de soltera de esta gran autora, nació un 25 de enero arropada por la incesante lluvia de Londres. Hija de Leslie Stephen (novelista, historiador, ensayista, biógrafo y montañero) y de Julia Prinsep Jackson (modelo). Ambos viudos y, en consecuencia, con sus respectivos hijos, se unieron en matrimonio y crearon una familia conjunta sumando cuatro hijos más, a los que ya tenían. Virginia fue la tercera hija en común del matrimonio.

Los hermanos crecieron en un ambiente frecuentado por artistas, literatos y políticos, con una biblioteca que era considerada el gran tesoro del hogar. Y aunque Virginia no asistió a la escuela, sí recibió clases magistrales de profesores particulares y de su padre. Educación e influencias literarias que sin duda calaron en la pequeña Virginia, hasta concebir a una de las más destacadas escritoras británicas.

 “Cada secreto del alma de un escritor, cada experiencia de su vida, cada atributo de su mente, se hallan ampliamente escritos en sus obras”.

Con tan solo trece años, tras la repentina muerte de su madre, Virginia padeció la primera depresión de las muchas que a lo largo de su vida la atormentarían.  Dos años después, el fallecimiento de su hermanastra agravaría su enfermedad, la cual tras la pérdida de su padre por un cáncer en 1905, y tras los supuestos abusos sexuales que padeció por parte de sus hermanastros, empeoró.

“Cada uno tenía su pasado encerrado dentro de sí mismo, como las hojas de un libro aprendido por ellos de memoria; y sus amigos podían sólo leer el título”. (El cuarto de Jacobo)

Sin embargo, y aunque la inestabilidad emocional influyó en su vida personal y social, su productividad literaria no decayó. La pluma se convirtió en su única vía de escape, en su soplo de sensatez.

 “No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”.

Tras las importantes pérdidas familiares, Virginia se mudó junto a tres de sus hermanos al barrio londinense de Bloomsbury, donde entre otras muchas personalidades del mundo de las letras conoció a Leonard Woolf (escritor y economista), con quien, en 1912, contrajo matrimonio.

Sin embargo, la ética de la pareja en contra de la exclusividad sexual, le permitió a Virginia iniciar un romance secreto, fuera del matrimonio, con Vita Sackville-West (escritora y jardinera), relación en que la autora se inspiró para crear Orlando (1928), novela considerada por el hijo de Vita como: «la carta de amor más larga y encantadora en la historia de la literatura».

 “Vita, deja a tu marido e iremos a Hampton Court a cenar juntas al lado del río y a pasear en el jardín a la luz de la luna. Llegaremos a casa tarde, nos beberemos una botella de vino y te diré todas las cosas que tengo en mi cabeza, millones, miríadas. No se agitarán durante el día, sólo en la oscuridad, junto al río. Piénsalo. Deja a tu marido, te digo, y ven”.

(Pasaje  de una carta dirigida a Vita Sackville-West)

Pero, a pesar de su indudable fortaleza, Virginia, la defensora nata del poder de la mujer, precursora de la técnica narrativa del monologo interior y madre de ocho grandes obras de la literatura clásica, no fue capaz de controlar su frágil salud emocional y un 28 de marzo de 1941, agotada, se dio por vencida. Llenó su abrigo de piedras, caminó hasta el río Ouse, cercano a su casa, y se dejó llevar por las aguas.

En su última nota a su marido escribió:

“Siento que voy a enloquecer de nuevo. Creo que no podemos pasar otra vez por una de esas épocas terribles. Y no puedo recuperarme esta vez. Comienzo a oír voces, y no puedo concentrarme. Así que hago lo que me parece lo mejor que puedo hacer. Tú me has dado la máxima felicidad posible. Has sido en todos los sentidos todo lo que cualquiera podría ser. Creo que dos personas no pueden ser más felices hasta que vino esta terrible enfermedad. No puedo luchar más. Sé que estoy arruinando tu vida, que sin mí tú podrás trabajar. Lo harás, lo sé. Ya ves que no puedo ni siquiera escribir esto adecuadamente. No puedo leer. Lo que quiero decir es que debo toda la felicidad de mi vida a ti. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bueno. Quiero decirlo —todo el mundo lo sabe. Si alguien podía haberme salvado habrías sido tú. Todo lo he perdido excepto la certeza de tu bondad. No puedo seguir arruinando tu vida durante más tiempo. No creo que dos personas pudieran ser más felices que lo que hemos sido tú y yo.”

Con respecto a su trabajo como escritora me gustaría remarcar sobre todo su contribución con la creación de una de las técnicas narrativas más intimistas, como es el “monologo interior” o “flujo de conciencia”. Técnica que acentúa las experiencias y los pensamientos internos que se suceden dentro de la mente de sus personajes. Fue, precisamente, su necesidad de libertad, carente para las mujeres de la época, quien impulsó este estilo personal y experimental de la autora.

A continuación, os dejo un pequeño aperitivo de sus obras más famosas para que vayáis abriendo boca, las cuales, junto con una treintena de libros de otros géneros, llevaron a esta gran autora a revolucionar la narrativa en el siglo XX y convertirse en una de las figuras más relevantes del feminismo internacional.

La Señora Dalloway (1925)

Esta historia, repleta de túneles temporales y de los flujos de conciencia, cuenta las vivencias de una serie de personajes a lo largo de un día de junio en el Londres de entre guerras.

“Mrs. Dalloway se ha ramificado en un libro; y presagio aquí que será un estudio de la lucidez y de la locura y el suicidio; el mundo visto por los sanos y por los enfermos, unos al lado de los otros… algo así”.

Extracto de diario de la autora.

Al faro (1927)

Con esta obra, basada en su infancia, Woolf vuelve a poner en entredicho la institución familiar victoriana y su discurso patriarcal.

“Va a ser bastante corta; voy a tratar de construir la personalidad de mi padre lo más rotunda posible; y también la de mi madre; y St. Yves; y la infancia; y también todas esas cosas normales que habitualmente trato de meter – la vida, la muerte, etc. Pero el punto central es la personalidad de mi padre, en la barca, recitando”.

 Extracto de diario de la autora.

Orlando: Una biografía (1928)

Obra basada en la vida de su amante, Vita Sackville-West, en la cual se tratan temas como la homosexualidad y la sexualidad femenina.

Las olas (1931)

Una historia en la que la autora plasma sus propias inseguridades y debilidades en el personaje de la tímida, retraída y acomplejada Rhoda. Esta obra se desarrolla mediante el continuo hilvanado de monólogos interiores de sus seis protagonistas.

Una habitación propia (1929)

Ensayo de carácter feminista sobre la situación de la mujer y sobro todo de las mujeres que desean dedicarse a la escritura, en el que Woolf incluye su famosa frase:

“Una mujer debe tener dinero y una habitación propia para poder escribir novelas”.

Deseo que hayáis disfrutado leyendo mi humilde entrada sobre la vida y obra de esta gran maestra de la literatura, tanto como yo escribiéndola.

“La vida es sueño; el despertar es lo que nos mata”.

 

 

#RESEÑA de La muchacha que se hizo libro de LETICIA MEROÑO

<<Hay hechos que destruyen vidas, lágrimas que nunca se secan y miedos que nunca se pierden>>

Malvado

Sr. Malvado (José Luis Prieto)

Hace tiempo que no leía unas palabras tan acertadas y que entrañan tanta verdad. De algún modo, esas palabras me han trasladado a un momento, a un hecho concreto, en el que mi vida cambió para siempre. Y es que cuando uno tiene veinte años cree que se va a comer el mundo, siendo más bien al revés, es el mudo el que te acaba devorando si no tienes los pies en el suelo; y yo entonces no los tenía.
La muchacha que se hizo libro ha despertado en mí los viejos fantasmas del pasado, que para nada olvidados, estaban ocultos en lo más profundo de mi ser. Aunque siempre digo lo mismo, la reseña de esta semana es y será diferente. Mis ocurrentes chascarrillos serán sustituidos por un tono mucho más serio, porque la obra bien lo merece. Y es que la novela me ha conmovido por momentos. En la época más reciente, solo lo ha conseguido Kopek con el tema The water song, con su soberbio videoclip y la contemplación de la riqueza que atesora el Vaticano en su sede, con toda la gente que se está muriendo de hambre.
Volviendo al tema que nos atañe, en este caso no tenía ninguna referencia directa de la novela, aunque es cierto que conocía el libro de oídas, pero de un modo u otro no había llegado a profundizar mi interés en el hasta hace un par de meses. Tentado por lo que se decía del libro, me dispuse a leer las distintas reseñas que tenía el libro en Amazon, pero me contuvo hacerlo; entre los que habían reseñado ya el libro, encontré a numerosos conocidos y amigos. No podía cometer el error de dejarme llevar por sus impresiones y lo dejé aparcado por un tiempo.
El día que me dispuse a leer el libro había caído una ligera nevada en la localidad en la que resido. A nadie le sorprendió que me quedara leyendo un rato. Es por la noche, en soledad cuando más disfruto de la lectura. Me acomodé al lado de la chimenea y empecé su lectura. Creo que eran las tres o cuatro de la mañana cuando acabé la lectura. Con los ojos anegados en lágrimas, sentado en una de las sillas de la cocina, me encendí un cigarrillo (lo sé, un mal vicio) y medité profundamente sobre lo que acaba de leer. De alguna forma, el libro había despertado viejos recuerdos.
Esa noche no pude pegar ojo. Cada vez que cerraba los ojos se me aparecía la misma imagen; la del equilibrista andando sobre una fina alambre, sabiendo que debajo no existe una tela que te libre de una fatal caída. Esa imagen corresponde a un relato que escribí hace mucho tiempo y que desde entonces lleva oculto en el fondo de un cajón, en el que atesoro recuerdos de aquellos días en el que levantarse de la cama era todo un suplicio. Tal vez sea esa la razón por la que esas palabras con las que he comenzado la reseña, me parezcan tan reales.
Con permiso de la autora, esta reseña va por él, que luchó pero perdió la partida. Por los que siguen presentando una batalla encarnizada contra una enfermedad para la que no hay cura, por aquellos que (como yo) piensan, que cada día es el más importante de nuestras vidas. A la autora no le falta razón, cuando en La muchacha que se hizo libro escribe las siguientes palabras: “lo que para ti es un hecho sin importancia, puede que destruya mi vida“.

¿Quién es Leticia Meroño?

Leticia Meroño

Leticia Meroño

Me creáis o no, la imagen que ahora mismo contempláis de su autora, es la única que he visto hasta la fecha. Es curioso que siendo los dos miembros y moderadores del grupo LLEC, Leticia seguía siendo una completa desconocida para mí. La entrevista previa ha servido de aliciente para que nos conozcamos un poco más. A la respuesta del enunciado, esto fue lo que dijo:

Aquí, en este mundo de redes, soy escritora; en el mío personal soy una mujer madrileña de 37 años abriéndose camino en el mundo de la química. Soy Licenciada en Ciencias Químicas y Especialista en Bioquímica Clínica. Mi objetivo es ejercer en aquello para lo que me he formado y poquito a poco lo voy consiguiendo. Durante muchos años he trabajado como profesora particular de niños y adolescentes; actualmente he aparcado esta faceta, aunque la echo de menos, pero el día tiene las horas que tiene y todo no se puede…

Aquí, en las redes, como dice ella, se la conoce como Leticia Mi pluma LMC, porque no quería usar su nombre real (Leticia Meroño Catalina). Como nos ha sucedido a muchos, que de un modo u otro, nos hemos aventurado en este difícil mundo de la literatura indie, hubo un hecho que lo cambió todo y comenzó a escribir como una distracción. Aunque tenía las lógicas dudas de todo comienzo, se dio cuenta de que era capaz de escribir esas historias que rondaban por su cabeza. Como tantos otros autores empezó con pequeños relatos.  Fue así como surgió Más allá del camino. Después de escribir dos colecciones de relatos y de que los lectores le dijesen que se quedaban con ganas de más, se decidió a contar una historia mucho más completa. De esa forma nació El reflejo de Alessia, una novela que utiliza la magia y el más allá para hablar de grandes cosas de la vida como son la amistad, el amor, y la superación personal; y muchos más temas que se tratan como la eutanasia (eso decantó mi balanza para que esté actualmente en mis pendientes), el adulterio, etc.

Como la mayoría de los escritores de su generación, es una escritora muy activa en las redes sociales, aunque me confesó que abandonó hace algún tiempo su cuenta de Twitter (ya somos dos). En Facebook lleva Rincón para el lector y escritor, un espacio donde da a conocer a otros autores. También tiene su propio blog donde, sobretodo, publica su poesía y como ella mismo dice “sus idas y venidas“.

Según me ha confesado la propia autora, me he decantado por la novela que se sale más de su estilo, aunque sigue teniendo esos tintes góticos de sus primeras obras. En vista de las emociones que ha despertado en mí la lectura de La muchacha que se hizo libro, espero y deseo que algún día vuelva por estos lares. Es necesario que surjan autores capaces de salirse de sus zonas de confort, que se atrevan a concebir libros capaces de emocionarnos y sensibilizarnos, sin caer en el terrible error de juzgar sus comportamientos. 

Todo escritor que se precie debe ser un consumado lector y nuestra autora lo es. Esto fue lo que me dijo al respecto: “La lectura es mi pasión desde que aprendí a leer. No he parado. He leído libros de todo tipo (y esa es la clave, según los verdaderos expertos en la materia). Mi género predilecto es la novela negra y policíaca. De libros que he leído de pequeña destaco la colección del pequeño vampiro de Angela Sommer-Bodenburg. Siempre he tenido muy claro lo que me gustaba y desde niña he sentido especial interés por los vampiros y las brujas”.

Su escritora favorita es Anne Rice y su libro favorito Lestat, el vampiro. Otro de los libros que la marcaron, ya en una edad más adulta, fue nada más y nada menos que El silencio de los corderos de Thomas Harris (para mí imprescindible en cualquier biblioteca que se precie de serlo). Otros escritores por los que siente entusiasmo son Paul Auster y Murakami. ¿Alguien tiene duda de su buen gusto? Yo no.
En cuanto a la novela que la ha condicionado en su forma de escribir esa es Otra vuelta de tuerca de Henry James. Sobre esa influencia me dijo que “varios lectores (entre ellos también compañeros escritores) han destacado que mis novelas tiene ese aire decimonónico”.

Hasta aquí lo más destacado de esa entrevista, en la que Leticia se presenta como una escritora que tiene muy claro sus ideas y un buen gusto literario. Ahora ha llegado el momento de analizar el libro que, en lo que va de año, más me ha impresionado.

La muchacha que se hizo libro

Lo primero que quiero destacar del libro es su portada. El hecho de verla en blanco y negro en mi eBook no la hace para nada justicia. Personalmente, me parece fantástica. Podría deciros lo que Leticia Meroño me dijo sobre esa imagen, pero no pienso faltar a la palabra. Tendrás que conformarte con la explicación que la autora da en el propio libro. Estoy convencido de que no os va a decepcionar.

En cuanto al origen de la novela, desconocía que había hablado ya de ello en su blog. Aquellos que sientan mi misma curiosidad, esto fue lo que dijo:

Esta historia surgió desde el sofá, en una habitación en la que apenas llega la luz, y uno de esos días en que pisar la calle resulta inconcebible”.

La muchacha que se hizo libro trata un tema muy delicado, con el que uno no debe nunca frivolizar, y es que los que hemos estado a un lado y al otro, somos conscientes de que un hecho puede desencadenar un antes y un después, que la depresión no tiene cura como tal, que simplemente aprendes a convivir con ella. Leticia me confesó que le costó mucho escribirla. De su interés particular por este tema en concreto, mejor que sea ella la que os lo cuente:

Desde niña quise estudiar psicología aunque no me dio la nota y me decanté por la ciencia que me apasiona. Observo mucho el comportamiento humano y leo mucho sobre psicología. Y sobre todo escucho mucho a la gente. La mayoría, lamentablemente, hablan y hablan y no ven a quien tienen enfrente. Siempre fui una persona callada pero muy empática”.

Si nos atenemos a la lectura del libro en sí, debo reconocer que en los primeros capítulos estaba un poco confundido. No estaba seguro de sí se trataba de una o dos historias. El texto se divide a su vez en tres partes perfectamente diferenciadas. En la primera parte la protagonista es Elisabeth, aunque ya se vislumbra que Adelaida acabará por ganar la partida en el conjunto de la obra. En cuanto al objetivo de la novela, mejor que sea ella la que os lo cuente:

En la novela pretendo mostrar un mismo hecho a través de dos personalidades diferentes. No juzgar la reacción, puesto que cada uno vivimos los hechos de una manera. De ahí la frase: lo que para ti es un hecho sin importancia, puede que destruya mi vida”.

A lo largo del texto nos vamos a encontrar con numerosas reflexiones y mensajes. Entre ellos destaco los siguientes:

<<Gracias a los libros vivía experiencias en otras ciudades y países, e incluso hacía suyos sentimientos que nunca había experimentado. Perderse entre las páginas le hacía sentirse viva>>

<<No estaba de acuerdo con los padres que descargaban su rabia contra los hijos>>

<<Hay dos tipos de comienzos, los movidos por el deseo que impiden ver a la persona y en los que no nace el cariño, al terminar no queda nada; y los comienzos promovidos por el cariño que se ha creado previamente, una unión nacida antes del deseo que es capaz de generar un verdadero amor>>

En lo referente al desarrollo de la novela, me ha parecido muy acertado el uso de capítulos cortos. Es difícil desprenderse del libro, siempre invitándonos a leer un capítulo más y después otro y otro. En este sentido me ha recordado mucho su escritura a la de muchos de los buenos thriller a los que soy tan aficionado. Ese es otro aspecto que me chirrió en su momento del libro. No es la primera vez que se ha dicho que La muchacha que se hizo libro es un thriller, cuando en realidad es un drama familiar que bebe de otras fuentes. Una historia construida desde el corazón que busca provocar emociones. 

Todo en la novela acaba teniendo sentido, nada queda al azar, y hasta la inclusión del tema People Strange de los míticos The doors tiene su razón. No he querido poner a la autora en el dificil compromiso de elegir a su personaje favorito, pero yo sí me mojo (siempre lo hago). Sin duda alguna me decanto por Adelaida y su capacidad para envolvernos en su historia, que también es la de su tía Elisabeth.

El epilogo es de los mejores que he leído en mucho tiempo. Sin lugar a dudas, la guinda perfecta del pastel. 

Conclusiones

La muchacha que se hizo libro es una obra intimista, un texto que promete despertar emociones. Un drama familiar que no te dejará indiferente, una de esos libros que dejan un largo poso después de su lectura. Una lectura que te hará ver lo frágiles que somos. Un libro que debe hacerte reflexionar.
Su prosa está muy equilibrada, siendo fluida y sencilla en algunos momentos, en otros me ha resultado, incluso, exquisita. Una novela perfectamente estructura, donde nada es superfluo. Tanto la trama principal como las subtramas acaban por tener sentido. Nada es forzado, todo acaba por encajar.

En lo personal, agradecer a la autora su capacidad para hacerte emocionar, independientemente de que el tema tratado me resultara tan cercano. Siempre he pensado que los libros que te hacen emocionar tiene algo de especial y La muchacha que se hizo libro lo es. Si ha conseguido emocionar a un tipo que se hace llamar el Sr Malvado, qué no conseguirá contigo. Auguro un futuro prometedor a su autora y no tengo la menor duda de que volveremos a encontrarnos en esta sección.

PARA CONTACTAR CON EL SR. MALVADO

mailbox-1819966_1920

Buzón en el que recibe las propuestas el Sr. Malvado

Tienes que enviar un correo a la siguiente dirección:

Jlprietoescritor@yahoo.com

NOTA INFORMATIVA:
En vista de las peticiones que me están llegando últimamente, algo que agradezco enormemente, porque eso significa que el trabajo que desempeño es el adecuado, quiero dejar claros algunos puntos que considero de vital importancia para que nadie se lleve a engaño:
1- Los libros que leo y reseño son obras que, por cualquier razón, como a cualquier lector, han llamado mi atención de algún modo. Por lo tanto, leo lo que a mí me apetece y reseño de acuerdo a mí experiencia lectora.
2- No aceptos pagos de ningún tipo, tampoco sobornos (ni siquiera croquetas) y no porque me mandéis el libro voy a tener que leer obligatoriamente y mucho menos reseñarlo, eso es algo que yo solo decido.
3- Hay un correo en el que os podéis poner en contacto conmigo. De entre las propuestas que me hagan llegar, si alguna llama mi atención, yo mismo me pondré en contacto con el autor. Así ha sido hasta ahora y así seguirá siendo. Eso sí, si alguien quiere hacerme una propuesta de lectura, debe facilitarme el ejemplar del libro como desee (no acepto cheques regalo). Esto es porque, aunque ya me gustaría, no puedo comprar todos los libros que me proponen.

#RESEÑA DE La perversión del cielo DE GHESIA MORETT

<<No me moveré, no levantaré la cabeza>>

Malvado

Sr. Malvado (José Luis Prieto)

Han pasado ya varias semanas después de la tercera lectura de La perversión de cielo y esa frase sigue repitiéndose una y otra vez en mi cabeza, y es que será difícil que no empatices con este demonio pervertidor de almas. Pero toda buena historia tiene un principio y un por qué.
Hoy voy abordar una de mis pequeñas debilidades, y es que las historias sobre ángeles y demonios siempre me han apasionado (otros dirán que estoy obsesionado con ellas, y puede que no les falte parte de razón). No importa que sea un ateo declarado, la angelología y la demonología siempre han sido parte de mi interés (tanto académico como personal). Esto me lleva a recordar un acontecimiento, que si bien puede parecer ficción, sucedió tal y como os voy a contar. Y es que el Sr Malvado siempre se ha caracterizado por tener un comportamiento, un tanto, excéntrico. ¿Qué no me creéis? Veremos sí después pensáis igual.

Creo recordar que fue en mi tercer año de carrera (Historia del Arte). La clase de Arte gótico español no fue como las demás. Salí de clase con una única idea en la cabeza: tenía que comprobar que lo que se había dicho en clase era cierto, tenía que verlo con mis propios ojos. Eran otros tiempos, y aunque podía haber accedido a esa imágenes en la librería que teníamos a nuestra disposición en la facultad de Filosofía y Letras, no me bastaba.  
Esa misma tarde me dirigí a la Pulcra Leonina. Sabía que estaban haciendo labores de restauración en el interior de la Catedral y que los trabajadores finalizaban su jornada laboral a las 18 horas (a esas horas en mi tierra natal ya empieza a oscurecer). En cuanto último trabajador salió del recinto, me las ingenié para meterme entre los andamios, no sin antes asegurarme de que nadie me había visto (no fue así). Diez minutos después o fueron quince, eso poco importa ya, había alcanzado mi objetivo. Era cierto, estaban allí. Un ángel y un demonio.
Mi aventura no terminó como esperaba, sino prestando declaración en una comisaria, acusado de atentar contra el patrimonio y no sé cuantas cosas más (cosa que nunca hice, por supuesto). Al día siguiente la Universidad me abrió un expediente (que por suerte para mí, retiraron unas semanas después cunado todo se aclaró). Poco me importaba a mí, yo solo quería constatar que era cierto.

Alguno se estará preguntado, qué es lo que vi. La respuesta es sencilla: una imagen poco habitual de un ángel y un demonio. La historia que hoy voy a reseñar tiene poco de convencional. Pero antes de hablaros del libro, os voy a contar cómo conocí a Ghesia Morett.
La autora llegó a mi vida como muchos otros escritores, a través del Facebook, y es que en esta plataforma he conocido a un montón de escritores, con vidas tan interesantes como sus libros. Con G.M. la conexión fue inmediata. A lo largo de estos años hemos hablado de infinidad de temas, y por supuesto, también de ángeles y demonios. Los suyos y los míos.

Hoy se me presenta una ardua tarea. No solo voy a reseñar un libro diferente, también lo voy hacer sobre una escritora, que para muchos será una desconocida. Pero ese ha sido desde el principio uno de mis objetivos, dar a conocer a autores que no tienen nada que envidiar a los consagrados, por calidad y su buen hacer. G. M. es mí primera apuesta, pero no será la última. Muy pronto el Sr Malvado cruzará el Océano, para traeros a un autor que bien merece formar parte de esta sección.

Tal vez puedas pensar que los lazos de amistad que me unen a la autora de hoy pueden empañar mi juicio. Puede ser, pero si alguien le ha sido franco a la autora, este ha sido un servidor. Puede que esa sea la razón, por la que me eligió como lector alfa para El tiempo del guerrero, libro que sigue a La perversión del Cielo y que ya podéis encontrar a vuestra disposición en Amazon.

Ahora sí. ¿Quién es en realidad Ghesia Morett? No importa lo que ahora os cuente. Para mí siempre será mi marcianita. Tal vez sea esa razón por la que tiende a perderse tanto en su galaxia.

Ghesia Morett

22489684_528057877534068_94323451052974676_n (1)

Ghesia Morett

Alguno pensará que estoy siendo un poco exagerado con lo de marcianita, pero nada más lejos de la realidad. No importa las veces que hemos conversado, siempre acabamos divagando sobre infinidad de temas, que solo es posible entender desde nuestra poco convencional imaginación.

 

Sr. Malvado: ¿Quién es Ghesia Morett?
G.M: Ghesia Morett es muy marciana. Se creo su propio planeta y ahí sigue, intentando contactar y comprender el género humano. Otra cosa es la persona que hay detrás de ese seudónimo.

Ghesia Morett se llama en realidad Manuela Reyes Checa. Se define como una mujer muy normalita (eso me lo dice entre risas), madre de tres hijos, con una enorme ilusión por crear proyectos, muy lectora y muy amiga de sus amigos (eso es verdad, lo puedo constatar), aunque ella misma confiesa que suele perderse no se sabe dónde. M.R.C. es natural de Mengibar, un pueblo aceitunero de Jaén, con el Guadalquivir a sus pies. Casi nada.

Sr. Malvado: ¿Cómo recuerdas tu niñez? ¿Desde cuándo viene tu pasión por la lectura?
G.M: De niña yo y mis hermanos leíamos mucho, mi padre no nos dejaba ver la televisión mucho rato, jajaja. Recuerdo pelearme con mi hermano menor por los cómic de los Xmen o Spiderman.
Sr.Malvado: Yo me limitaba a robárselos y esconderlos debajo del colchón.

G.M. es la segunda de cuatro hermanos, tres chicas y un chico. Pero mejor que sea ella la que os lo explique: “estoy acostumbrada a estar perdida en medio de la nada, quizás por eso me pierdo con tanta facilidad”.

La siguiente pregunta fue la más dura, porque uno conoce la historia, pero es crucial para que entendáis un poco quién es nuestra protagonista. Por supuesto, no voy a transcribir todo lo que hablamos en nuestra conversación.

Sr. Malvado: ¿En qué momento decidiste dar el paso a escribir tus propias historias?
G.M: De niña ya escribía mis cosas, pero me lance a la aventura de forma desesperada, y creo que eso se nota en mi primera novela. Fue tras la muerte de mi marido y mi madre, que se llevaron apenas unos meses de diferencia. Fue muy duro y no quería ni podía dejarme llevar por la pena. Tengo tres hijos a los que quiero ver reír, no sufrir. Así cree ese planeta para hacer escapismos y desahogar todo lo que las musas me insertan en la cabeza, aunque reconozco que las mías están un poco para ya.

Escribir la llena tanto, que ahora se ha convertido en una adicción. Bendita adicción, por cierto.

Port. La hija del carnicero. D

Trilogía de La hija del carnicero

Yo conocí a G. M. por la trilogía de La hija del carnicero. En estos libros ya se vislumbra que estamos ante una escritora diferente, desarrollando una historia muy transgresora. Su protagonista es Mika y del origen de la novela también hemos hablado. Esto fue lo que me confesó: “Me sentía muy mal. En la iglesia en la que hicimos el funeral hay un retablo enorme con la imagen de la Inmaculada pisoteando una serpiente negra. Para entonces ya tenía una idea en la cabeza de la historia, pero se me figuró la protagonista pisoteando el mal”.

Yo ya he leído las dos primeras entregas y os puedo asegurar, que no tienen desperdicio. Este verano pretendo leer la tercera y última parte de la trilogía. Si tuviera que resumir en pocas palabras lo que vais a encontrar en su interior diré: acción, aventura, personajes llenos de misterio, tramas y subtramas, terror y cierta dosis de romance.

Antes de entrar a analizar La perversión del cielo, vamos a conocer a algunos de los referentes de nuestra escritora: Julio Verne, Michael Ende (ambos sentimos pasión por esos dos escritores), Gala (no opino, que luego me pitan los oídos), Honoré de Balzac, Franz Kafka, Agatha Christie, Tolkien, R.R. Martin y Stephen King.

La perversión del cielo

Como bien dije en la introducción, el libro que hoy voy a reseñar tiene poco de convencional. Hay cientos, tal vez miles de historias sobre ángeles y demonios, pero ninguna se parece lo más mínimo a la que hoy voy a reseñar. Tan importante como la historia en sí, es cómo se escribe.

<<Qué extraño me resulta, escoger de entre la mezquindad del mundo, el alma más dañada y limpia. No sé dónde escoger los olores y sabores de espíritus inquietos y deseosos, para poder sumirlos en el desconcierto de la perdición más exquisita, y saborearlos como una delicia de perversión, condenándoles al infierno de los sentimientos de maldad y culpa, resarciéndoles a fuego lento en la suciedad del tiempo derramado, que para ellos es apremio y para mí, solo espacio infinito>>

De esta forma tan sugerente empieza La perversión del cielo. Es un libro para leer despacio, solo así serás capaz de captar los numerosos detalles que esconde en su interior. Se desarrolla a modo de novela coral.  Los protagonistas son tan esenciales que conviene analizarlos por separado. Solo así podrás entender que la historia que se narra tiene poco de común.

Baronte: Demonio pervertidor de almas. Es el personaje fundamental. Sin él, no se entendería nada. Es el eje de la historia, porque a pesar de ser un demonio, también es muy humano. Es esa lucha con nuestra parte malvada, que todos tenemos, nos guste o no. Él lo tiene claro, ha visto y ha comprobado toda la maldad que se pueda imaginar e incluso la ha fomentado. Su vida anterior lo llevó al infierno, pero ese milagro que salta en su pecho con un latido, cambia todo su mundo, todas sus convicciones, todo su ser. Probablemente porque nunca había tenido la oportunidad de poder sentir nada realmente bello y bueno.
En realidad es una reflexión bastante cruda de esas personas que son malas y te preguntas, si realmente serían capaces de cambiar, capaces de aprender amar de la manera más sincera y pura.

Adabel: Es un ángel de amor, piedad y empatía. El personaje en sí, es otra reflexión: los ángeles no tienen esas bondades innatas, incluso en eso, hay un por qué.
Cuando Adabel descubre lo que hay en Baronte, ya no hay vuelta atrás. Necesita comprobar ese milagro, necesita que ese corazón aprenda a amar y solo hay una forma de conseguirlo, el sacrificio.

Nami: Dentro del contexto de la historia, es el único mundano y me consta que su autora la tiene un enorme cariño. Una mujer común y sin embargo muy encantadora, luchadora y al mismo tiempo muy frágil. Es imposible no encariñarse con su personaje. Es la parte inocente de esa guerra entre el cielo y el infierno, una víctima colateral.

Dassiel: Es un ángel de amor, misericordia y comprensión. Es un apoyo fundamental para el resto de los protagonistas, pero también tiene su propia lucha interior. Su propia historia con Nami te pondrá el bello de punta. Su sacrificio no es menor al de Baronte, si acaso distinto.
En lo personal, es una de mis debilidades, y eso que no es uno de esos personajes malvados, por los que siempre he mostrado mi predilección. Que no cunda el pánico, seguiré ensalzando a los villanos en próximas historias.

Daniel: Este personaje aparece en la parte final del libro, pero su papel se me antoja fundamental (es en El tiempo del guerrero donde alcanza mayor protagonismo). Su vida perfecta se destruye por un acontecimiento (por todos conocido). En este sentido G.M. muestras sus dotes para tratar temas (sensibles) con un profundo respeto. Daniel se hunde en su propio infierno y la culpa. Viviremos ese momento, que yo conozco con el titulo de un álbum, The high end of low (2009), perteneciente al perturbador de América. Un tal Brian Warner, aunque la mayoría lo conoceréis por el nombre de Marilyn Manson.
Mucho hablé con la autora de lo mucho que significa este personaje para mí, pero eso es algo que me reservo.

Yuki: Es un personaje entrañable, pero no falto de carácter. La autora me ha confesado que pensó en su abuela para darle vida, pero adaptada a un país como China. Luego is hablaré de la importancia de los espacios geográficos en la novela.

Urgilio y Lucifer: Son los demonios característicos que todos esperamos que sean. Se comportan como tal, viven en su estado de envidia, odio y si pueden hacerse la puñeta unos a otros, mejor que mejor. Necesarios para comprender ese otro lado, lleno de oscuridad y maldad.
En el caso de Lucifer, su lucha es más contra los ángeles y los humanos, que contra Dios.

Simon: Es un chico de buen corazón que también busca la manera de formar parte de este mundo, intentando descubrir su propio yo.

La perversión del cielo

Portada original de la novela

La perversión del cielo fue publicada originariamente por la editorial Seleer, pero como tantas veces se ha repetido en los escritores indies, G.M. no quedó nada satisfecha de esa experiencia y en cuanto ha tenido la ocasión, la ha publicado en Amazon, con el consiguiente cambio de portada y alguna que otra mejora.
Si uno se atiene a la contemplación de la portada original, vemos un paisaje movido entre el cielo, la tierra y el mar. A la autora siempre le encantó, no tanto a mí (y ella lo sabe). Por lo menos estamos de acuerdo en algo. La portada original puede llevar a la confusión.
La perversión del cielo no es ni una novela erótica. Es cierto que el amor está implícito en sus páginas, pero no de un modo convencional. Pero mejor que sea la propia autora la que os saque de la duda: “Si lo que quieres es leer una visita agradable e irte a la cama, desde luego esta no es la historia que buscas. Es una novela donde el amor no está sujeto al calentón químico de los protagonistas. Si lo que buscas es cenicienta y su zapato, te vas a escandalizar. El amor aquí no tiene forma, aunque en principio los protagonistas se encuentran de forma física dentro de dos cuerpos masculinos. Hasta ellos mismos comprenden que va mucho más allá de eso”. No es por tanto una novela políticamente correcta, y eso se agradece. Puede que incluso, como bien dice, llegue a escandalizarte. Desde luego no es una novela para los recién iniciados en la lectura. Tampoco es que la escritura de G.M. ayude en este aspecto, pero si consigues superar esos prejuicios iniciales, te aseguro un verdadero disfrute.
La perversión del cielo es más una historia de sacrificios, con dos espacios geográficos perfectamente definidos, que dan su aporte a la novela. Y es que el Baronte de China y el que después encontrarás en la ciudad de los grandes rascacielos (Nueva York), no es el mismo. Los sacrificios cambiarán la percepción de los personajes. Que se lo digan sino al bueno de Dassiel
La autora reconoce que una lectura rápida del texto, puede llevarte a dejar atrás aspectos importantes. Por eso yo recomiendo hacerlo con pausa. En su día le dije la experiencia que tuve fue lo más parecido a la que tuve en su día al contemplar una pintura de Claude Monet: cada pincelada es distinta a la anterior y siempre encuentras algo que las une y las diferencia al mismo tiempo. En cada una de las tres lecturas he captado nuevos matices, que hacen de La perversión del cielo, un libro para recordar y recomendar. Los acontecimientos que vas a vivir en el último tercio de la novela te harán perder el sueño (eso sí que no te lo perdono G.M.), pero lo bueno es que ya puedes continuar esa historia en El tiempo del guerrero.
Podría analizar cientos de detalles, como el papel del olor, pero es mejor que lo descubras por ti mismo.

 

Conclusiones

La perversión del cielo es un libro poco convencional, un aire nuevo para la temática de ángeles y demonios, un libro lleno de matices, de reflexiones, de giros inesperados, de emociones, engaños y olores. Puede ser una experiencia que nunca olvides. Un libro que vas a disfrutar sí eres de mente abierta.
Aunque uno nunca llega a darse cuenta de ello hasta que eres tú el que escribe su propia historia, detrás de cada página hay un esfuerzo, un estudio de los espacios y los marcos temporales. Todo encaja, todo tiene un por qué, aunque no sea el que imaginabas. Sobre este aspecto, le dije en su día a la autora: la historia que conocemos está plagada de errores y mentirás, que hemos aceptado como verdades absolutas, y no lo son. Y no lo digo solo como historiador que soy, también como ser humano inmerso en un universo, en el que todo no es posible captar por medio de los sentidos.

Para terminar, agradecer a la autora su tiempo, su paciencia por escucharme tantas y tantas noches y sobre todo, su amistad (eso es algo que me llevó hasta el infinito y más allá). Gracias marcianita.

PARA CONTACTAR CON EL SR. MALVADO

mailbox-1819966_1920

Buzón en el que recibe las propuestas el Sr. Malvado

Tienes que enviar un correo a la siguiente dirección:

Jlptietoescritor@yahoo.com

NOTA INFORMATIVA:
En vista de las peticiones que me están llegando últimamente, algo que agradezco enormemente, porque eso significa que el trabajo que desempeño es el adecuado, quiero dejar claros algunos puntos que considero de vital importancia para que nadie se lleve a engaño:
1- Los libros que leo y reseño son obras que, por cualquier razón, como a cualquier lector, han llamado mi atención de algún modo. Por lo tanto, leo lo que a mí me apetece y reseño de acuerdo a mí experiencia lectora.
2- No aceptos pagos de ningún tipo, tampoco sobornos (ni siquiera croquetas) y no porque me mandéis el libro voy a tener que leer obligatoriamente y mucho menos reseñarlo, eso es algo que yo solo decido.
3- Hay un correo en el que os podéis poner en contacto conmigo. De entre las propuestas que me hagan llegar, si alguna llama mi atención, yo mismo me pondré en contacto con el autor. Así ha sido hasta ahora y así seguirá siendo. Eso sí, si alguien quiere hacerme una propuesta de lectura, debe facilitarme el ejemplar del libro como desee (no acepto cheques regalo). Esto es porque, aunque ya me gustaría, no puedo comprar todos los libros que me proponen.

Gracias a todos por leerme. Os espero la próxima semana, con un libro y un autor distinto. ¿Quién será el elegido?

¡Sorteos semanales de libros en el grupo LLEC!

Buenos días, querida familia literaria.

Tal y como anunciamos en el grupo hace unos días, llevaremos a cabo un nuevo proyecto para esta comunidad literaria que tantos buenos momentos nos está regalando. Si os acordáis, hicimos una encuesta para “tantear el terreno” y estudiar la posibilidad de llevar a cabo sorteos semanales de libros de escritores del grupo, bien sea en papel o en ebook. Pues, los resultados de la misma fueron favorables y vamos a tirar para delante con este proyecto.


Si eres escritor: ¿cómo participo con uno de mis libros?

Los que quieran regalar uno de sus libros tendrán que enviar un email a la siguiente dirección: llecgrupo@gmail.com

En el mismo debéis indicar estos puntos:

  • Cuántos libros de tu autoría quieres sortear.
  • Si será en versión ebook o papel. En el caso que se en papel indicar si el sorteo será nacional (Solo envío en España) o internacional (Envío a cualquier país).
  • Adjuntar título, portadas y nombre de autor.
  • El escritor debe indicar los requisitos para que los miembros se apunten a su sorteo. Por ejemplo: seguir su blog y página de autor (Adjuntar los enlaces para que los organizadores los pongan en la publicación del sorteo)

Los sorteos se irán haciendo por orden de emails recibidos. Un autor por semana y se llevará a cabo el miércoles. Se anunciarán los libros que se sortean, tanto en el blog como en el grupo y colgaremos un vídeo del mismo.

Importante: el escritor es quien debe preocuparse de hacer llegar el libro a la persona agraciada del modo que ella quiera. El grupo LLEC no se hace responsable de cómo el escritor regala sus libros, solo organiza los sorteos.

Si algunos escritores no cumplen el trato de enviar sus libros al ganador, se publicará una lista de incumplidores en el grupo de Facebook y, automáticamente, no podrá participar más en ninguna actividad del grupo.


Si eres lector: ¿Cómo me apunto a los sorteos?

Pues deberéis comentar la publicación que haremos en el grupo de Facebook siguiendo las instrucciones del anunciado de esa misma publicación.

Requisitos tanto para los lectores como los escritores:

Stephen King, el rey del terror

Hoy, en Maestros del Género, tenemos el placer de presentarles a uno de los grandes del terror, un hombre que nos ha quitado horas de sueño poblando nuestras pesadillas con los seres más infernales producidos por la mente humana… ¡Hoy, con todos ustedes hablaremos de (¡redoble de tambores!) Stephen King!

¿Quién es Stephen King?

1

(1947- )

Nació en Portland, EE. UU. Se crió con su madre y su hermano, pues cuando tenía sólo dos años, su padre decidió abandonarlos y su madre se encargó de todo.

Por si eso no fuera ya suficiente desgracia, siendo niño presenció el atropello de uno de sus amigos cuando jugaban en las vías del tren.

Con gusto por las novelas y el cine de terror, comenzó a escribir desde pequeño, vendiendo sus primeras historietas en el colegio, como él mismo revela en Mientras escribo, una obra mezcla de biografía y manual de consejo para escritores.

«Me eduqué en el amor a la noche y los ataúdes que no se quedan quietos». Mientras escribo.

Con muchos esfuerzos económicos, asistió a la universidad en Maine, donde conoció a la que sería su esposa, Tabitha King, otra excelente escritora.

Después de trabajar en diversos puestos y recibir muchos rechazos editoriales, el joven Stephen escribió su primer éxito editorial, Carrie, que enseguida fue adaptada al cine.

«Se burlaron de Carrie por última vez». Carrie.

Este primer éxito se lo debemos a su inteligente esposa, Tabitha, que descubrió en la papelera el manuscrito de la novela a medio terminar y que Stephen, en un bajón de ánimo había tirado. Tras leerlo, le insistió en que lo terminara, ya que lo consideraba bueno y poco tiempo después llegó el boom y su vida se convirtió en un éxito tras otro. No es de extrañar, pues, que Tabitha se convirtiera en su lectora beta predilecta y sea siempre la primera en leer sus obras.

2

Enumerar todas sus obras sería una auténtica locura, habida cuenta de lo prolífico que es, pero sí podemos decir que entre sus obras más aclamadas están Cementerio de animales, El misterio de Salem’s Lot, Cujo, Misery, It o el mítico El resplandor, todas ellas con su correspondiente versión cinematográfica.

Pero, lamentablemente, cuanto más subimos, peor es la caída. Y como le ha pasado a muchos de los grandes, Stephen tuvo la suya: entre 1970 y 1980, Stephen tuvo problemas de adicción con el alcohol y las drogas, de los que posteriormente se recuperaría con una gran fuerza de voluntad. No todas las personas que padecen estos problemas son capaces de hacerles frente, pero cuando Stephen vio su problema por sí mismo (una vez tiró la bolsa de la basura llena de latas de cerveza tras estar solo en casa durante todo el día y se sorprendió a sí mismo al ver tantas) quiso ponerle remedio y lo consiguió. Es posible que esto le afectara de forma inconsciente al escribir algunas de sus mejores obras, como El resplandor, que tiene como protagonista a un niño con un padre alcohólico o Doctor sueño, escrita muchos años después, cuando ya estaba recuperado y que trata sobre el pequeño protagonista de El resplandor, que crece cayendo también en el alcoholismo y le hace frente hasta superarlo. Durante este período, Stephen escribió varias novelas de las que ni siquiera se acuerda debido a su estado, como él mismo ha llegado a confesar.

«La mente era una pizarra. El alcohol era el borrador». Doctor Sueño.

Años después de haber superado este problema, Stephen sufrió un atropello cuando regresaba a casa tras un paseo en el verano de 1999. Después de cinco operaciones en diez días, estuvo un tiempo sin poder escribir y, cuando pudo volver a sentarse sólo podía hacerlo a ratos a causa del dolor. Por fortuna, también superó este obstáculo y con tiempo y mucha rehabilitación mejoró.

4

En los últimos años, Stephen ha recibido varios premios y ha sido vanagloriado por unos sectores de la crítica y vapuleado por otros. En cualquier caso, desde su accidente, este dinosaurio de las letras comenzó a tomarse la escritura con más calma y a escribir a un ritmo algo más lento. Incluso ha colaborado con su hijo, Owen King, en la novela Bellas durmientes. De lo que no hay duda es de que Stephen es un hombre de familia y letras, un tipo sencillo, como demuestra en todas sus entrevistas, con un estilo inconfundible en cada una de sus obras y al que le importan un pimiento lo que la crítica opine de sus obras, no en vano, él mismo afirma:

«Soy el equivalente literario de un Big Mac y patatas fritas».

Stephen y el terror

Como ya sabemos todos, Stephen King es uno de los autores más leídos e influyentes en el género de terror. Sus historias suelen partir, como él mismo cuenta en Mientras escribo, de una situación cotidiana (por ejemplo: una entrevista de trabajo en El resplandor, una mudanza en Cementerio de animales o un accidente de tráfico en Un saco de huesos) para, así, lograr que el lector enseguida empatice con su protagonista. No olvidemos que Stephen es un escritor de brújula, como suele decirse, es todo un aventurero y no suele planificar cómo irá la novela, sino que se deja guiar por esa situación inicial para ir escarbando en los recovecos de su personaje y, una vez que consiga encariñarse con él, al igual que sus lectores, comenzar a hacerlo sufrir.

5

Su estilo de narración es ameno, sencillo, sin florituras innecesarias y, sobre todo, sincero. Puede que a veces te encuentres con que la novela comienza con un montón de páginas en las que hay una acción nula hasta que comienzan a salir los fantasmas, pero incluso esas páginas resultan fáciles de leer por ese estilo suyo tan inconfundible que hace que los diálogos fluyan y te hagan sentir que conoces a los personajes de toda la vida.

Si hay algo que se destila de sus obras es la crítica a la hipocresía social. Sus personajes secundarios, en muchas ocasiones, esconden algo. A veces pueden ir disfrazados de buenos samaritanos a pesar de que en sus corazones guarden algún secreto negro o, simplemente, sean del tipo de persona que gusten de aparentar, como pasa, por ejemplo, con los vecinos en Un saco de huesos, que ocultan al protagonista el misterio del lago junto al que vive, o la dueña del hostal en El misterio de Salems’s Lot, que mantiene la apariencia de viuda intachable a pesar de tener un amante.

3

No podemos olvidar, tampoco que ese estilo reposado del comienzo de todas sus obras es heredado de Lovecraft, de quien Stephen se proclama admirador, pues Lovecraft también jugaba mucho con eso, con la lentitud de los comienzos hasta que hacia la mitad del relato todo se convertía en una vorágine de acciones.

Pero, sin duda, lo que define a Stephen como uno de los mejores escritores de terror, desde mi punto de vista, es su forma de conseguir que las cosas más cotidianas inspiren pavor. Con It consiguió que todos temiéramos las alcantarillas e, incluso, de los sumideros del aseo por si acaso aparecía un payaso asesino (¡imposible olvidar la escena en que la pequeña Beverly Marsh ve brotar sangre del lavabo!), con El resplandor consiguió hacernos recelar de los hoteles (¡sobre todo de los que tengan un jardín de setos con forma de animales!) y con Un saco de huesos nos hizo estremecer con los imanes del frigorífico. Y así mil ejemplos más. Creo que es en esos detalles donde reside su grandeza como autor de terror; en su forma de plantear el miedo incluso en los detalles más nimios.

¿Hablamos de su mejor obra?

Me resulta muy difícil escoger una. Todas las que he mencionado hasta ahora las he leído y me cuesta decidir. Pero hoy me decanto un poco más por It, tal vez porque la primera vez que la leí fue a ratos en un rincón oscuro y solitario, situado justo al lado de unos aseos públicos que estaban averiados, y de vez en cuando sonaba un goteo escalofriante desde una cisterna que me ponía los pelos de punta conforme leía. Cada vez que oía ese sonido, me venía a la cabeza la frase con la que el payaso Penywise trataba de atraer a sus víctimas:

«Todos flotan». It.

Por si acaso alguien no conoce el libro ni ninguna de las dos versiones cinematográficas, explicaré brevemente el argumento:

En una ciudad de Maine comienzan a parecer niños asesinados de una forma brutal, con los cadáveres desmembrados. Una de las víctimas es el hermanito pequeño de Bill el Tartaja, un niño que junto con sus amigos forma el «Club de los perdedores» y decide matar al asesino, con quien todos, de manera individual, han tenido un encontronazo del que han logrado salir indemnes. El asesino no es otro que un payaso multiforme, capaz de transformarse a su antojo en los peores temores de sus víctimas. Una vez que logran encontrar su guarida lo combaten, pero, ¿cómo matar a un ser tan extraordinario? Los niños no saben si lo han conseguido o no, por lo que realizan un solemne juramento para volver si en el plazo de treinta años se repiten los crímenes.

«El hogar es ese sitio donde, cuando tenemos que volver, están obligados a recibirnos». It.

Esta obra, llena de terror y sobresaltos, pero también de momentos tiernos y dulces, me transportó a mi propia infancia, donde lo más importante eran las bicicletas, las golosinas y, sobre todo, la imaginación. Stephen consigue con esta obra hacer lo que muy pocos autores consiguen: crear héroes creíbles y llenos de fortaleza a pesar de ser niños. Todos y cada uno de los miembros del «Club de los perdedores» es duro de pelar a su manera, no en vano consiguen hacer frente al payaso asesino con ingenio, inteligencia, coraje y, sobre todo, con una perseverancia y fuerza de voluntad increíbles.

7

Esa importancia de la infancia como un estado de fuerza, imaginación, amistad y valentía se hace aún más patente durante los pasajes de los protagonistas como adultos, donde tienen la gran carencia de haber crecido y no creer ya en las mismas cosas a causa del desengaño en que nos sume la vida y la sociedad con el paso de los años. Pronto descubren que deberán recuperar esa parte infantil de su ser que han perdido para poder hacer frente al payaso Penywise.

«Tal vez no existen los buenos y los malos amigos; tal vez sólo hay amigos, gente que nos apoya cuando sufrimos y que nos ayuda a no sentirnos tan solos. Tal vez siempre vale la pena sentir miedo por ellos, y esperanzas, y vivir por ellos ». It.

Podría seguir escribiendo un párrafo tras otro sobre esta novela y las otra muchas de Stephen King (creo que ya se ha notado lo mucho que adoro a este autor), pero creo que este artículo ya es bastante largo y no lo quiero extender más. Por ello, sólo me resta por deciros que, si lo habéis leído ya, seguro que coincidiréis conmigo en que escribe genial y, si aún no lo habéis hecho, espero, al menos, haber picado un poco vuestra curiosidad.

¡Nos vemos más adelante con otra entrada en la sección de Maestros del Género!

4-Stephen King