#Entrevista a Rafael R. Costa

Hoy estamos de enhorabuena, inauguramos la sección de entrevistas en este preciado blog.

¿Y qué mejor forma de estrenarnos que con un gran escritor?

Para nosotros es un honor presentarles al experimentado escritor y poeta Rafael R. Costa.

Pero antes de pasar a las preguntas, y para quienes todavía no conozcan a este maestro de las palabras, les dejo su biografía:

13115721_798503766951384_674175882_n
Rafael R. Costa

Rafael R. Costa Nació en Huelva capital, 1959.

Después de una vida de bohemio y viajero literario por Alemania, Francia, Portugal y Sudáfrica, regresa a Huelva y gana una oposición en la conocida  ‘Casa de la Cultura’, donde se ubica la Biblioteca Pública Provincial. Aquí permanece durante cinco años hasta que decide marcharse a Madrid, donde reside desde 1989, dedicándose de manera exclusiva a escribir.

Ha publicado varios libros de poesía, la mayoría galardonados con premios literarios. Cabe destacar que fue el poeta más joven en recibir el premio otorgado por el Club de Escritores Onubenses. Asimismo, ha publicado varias novelas: “El caracol de Byron” que fue Premio Ciudad de Irún de Novela y “El niño que quiso llamarse Paul Newman” que ganó el Premio Onuba de Novela, entre muchos otros. Finalista en dos ocasiones del premio Planeta y, recientemente, del 2º concurso de autores Indie en Amazon, con su última novela “La novelista fingida”.

Este meticuloso escritor, además de cuidar hasta el último detalle de sus novelas, plasma con dibujos todos sus personajes para visualizar a la perfección cómo es cada uno de ellos, además de reunir meticulosamente toda la información necesaria. Si a todo esto le sumamos su exquisita prosa y sus enrevesadas tramas, hacen que cada novela que escribe sea una autentica obra de arte.

Aquí os mostramos algunas de sus ilustraciones:

Fichas de La interpretadora de sueños, edad de diferentes personajes en distintos años, y temperatura de algunas ciudades de la novela.
Ficha de “La interpretadora de sueños”, edad de diferentes personajes en distintos años, y temperatura de algunas ciudades de la novela.
De Valdemar Canaris...
De “Valdemar Canaris”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De El nazi elegante. Casa de Bollingen, propiedad de Carl Gustav Jung...
De “El nazi elegante”. Casa de Bollingen, propiedad de Carl Gustav Jung
De El cráneo de Balboa. Personajes.
De “El cráneo de Balboa”. Personajes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuaderno de notas de Blog Story
Cuaderno de notas de “Blog Story”
Ovnis
Ovnis

 

 

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Sin más, empezamos con la entrevista:

Hola, Rafael.

En primer lugar, agradecerte que hayas accedido a participar en esta entrevista.

Para mí resulta un placer, así que muchas gracias a vosotros.

¿Cuándo empezaste a mostrar vocación por la escritura?

Verás, antes de hablar de escritura prefiero hablar de literatura. Y hago referencia a la literatura oral. Yo nací y me crié en casa de mi abuela. Vivíamos solos, mi abuela nació en siglo XIX, tenía 70 años más que yo y eso es mucho territorio y un salto de dos largas generaciones; hablamos de otros tiempos, ni siquiera contábamos con una televisión… Muchas noches ella se sentaba en su mecedora y me relataba historias reales, deformadas o inventadas, hurgando en su memoria más remota. Yo la oía embelesado, por esto creo que ese es mi primer acercamiento a la literatura.

En cuanto a la escritura podría decir que desde muy pronto. A los ocho años fundé el periódico de mi barrio, algunas tardes me ayudaba mi primo Antoñito. Pero yo hacía casi todo, ponía las noticias, construía crucigramas, hacía dibujos de esos de encontrar las siete diferencias… Entrevistaba a gente de mi barrio. Incluía noticias curiosas, misceláneas, cosas de estas.

Y a los doce años comencé mi primera novela. Mi padre me regaló una máquina de escribir que para mí fue un tesoro, una Olivetti Lettera, y con ella comencé a escribir “El mensajero del Diablo”, llegué ─lo recuerdo bien─ a 19 hojas escritas a máquina a un espacio y por los dos lados.

¿Qué escritores te inspiraron cuando eras joven?

Bueno, me fascinaba leer Clásicos Ilustrados, que eran unos tebeos muy buenos donde se contaban títulos de Walter Scott, Fenimore Cooper, Jonathan Switt… Después leí novelas más contundentes. Durante unos años devoraba literalmente cuanto se me ponía a mano. Autores que me hayan gustado hay muchos, pero me quedo con Ovidio, William Shakespeare, Victor Hugo, Herman Wouk y Günter Grass… Aunque podría ampliar la lista.

Describe cómo es tu santuario de escritura y si de vez en cuando cambias de lugar en busca de las musas.

lugar de trabajo.
Santuario de escritura de Rafael R. Costa.

Pues sí, es un santuario por definición. No en vano me rodeo de objetos que uno esperaría encontrar en un lugar así: tengo a Ganesha, que es ese dios hindú con cabeza de elefante, un frasco de perfume que es una calavera de cristal, cosas así. Algún puñal, una linterna, montones de lápices, tinteros, dos plumas, una taza con restos de café, libros apilados en cualquier parte, soldaditos de plomo y coches miniatura, cuadernos abiertos, mapas, varias bolas del mundo… imagina todo eso revuelto y colocado al albur en una estantería y en una gran mesa, tabaco, papelillos, media botella de ron Negrita… ah, y un sombrerero con nueve sombreros… pues en el centro de tal escenario está mi lugar de escribir, de redactar mis novelas. Conste que te enumero lo que tengo ahora mismo alrededor mientras te respondo a esta entrevista.

¿Tienes algún ritual antes de sentarte a escribir? Por ejemplo, preparar un té, encender una barrita de incienso o alguna vela…

Bueno, mi taza de café habitual… me gusta poca luz, no a oscuras, pero tampoco excesiva claridad, me gusta tener mis cuadernos a mano, abiertos uno sobre otro, porque ahí tengo los apuntes, notas… cosas que recordar…

¿Escribes escuchando música o prefieres el silencio?

Mi radio siempre está sintonizada en Radio Clásica, pero prefiero el silencio absoluto. Me gusta oír las teclas. Además, cuando estoy en la profundidad del acto de escribir casi oigo a los personajes, están ahí, dentro de mi cabeza, en los parajes de la imaginación que es donde habitan; ellos dialogan o hacen cosas y yo las cuento. No sé si esto es un ritual, pero así lo hago. Otra característica pues, por ejemplo, me pongo topes mínimos. Digo: quiero 5 páginas… y te aseguro que como mínimo salen 5 páginas. Normalmente son más, según la novela va tomando cuerpo la media se acerca a 10 o lo supera. La disciplina es absoluta, no hay otra.

¿Alguna manía de escritor a destacar?

Bueno, creo que he respondido a eso en la anterior pregunta. Pero algunas veces… me levanto y actúo como en un teatro, yo solo hago movimientos de distintos personajes para fijar una escena, hablo como ellos, me pongo sombreros o simulo un duelo a pistola, cual si ensayara una película. Espero que no me graben con cámara oculta. Jajaja…

En tu biografía, hemos leído que durante una etapa de tu vida te dedicaste a hacer viajes literarios por Alemania, Francia y Sudáfrica. ¿Con qué propósito hiciste dichos viajes?

Por diversas circunstancias he viajado a esos países, a algunos más de una vez. Mi primer viaje serio fue a Núremberg, tenía 19 años, permanecí cerca de tres meses, y siempre con mis libretas tomando notas, dibujando cosas que veía, escribiendo poemas aquí y allá… A Sudáfrica fui a trabajar, tenía 22 años, estuve seis meses, pero igualmente con la libreta siempre en el bolsillo y cada día tomando notas, incluso me llegaron a traducir un poema al zulú… Varias veces en París, en Lisboa, el Algarve, ¡y Barcelona, Sevilla o Madrid!… siempre tomando notas, nunca hago fotografías, prefiero dibujar, aunque no me tengo por dibujante.

Tu última obra “La novelista fingida” fue finalista del concurso de autores Indie de Amazon. De las 5 finalistas es la que tiene mejores valoraciones por los lectores. ¿Fue difícil dar vida a un personaje como Barbara L. Shackleton?

De La novelista fingida. Barbara Shackleton, la protagonista
Ilustración de Barbara Shackleton, protagonista de “La novelista fingida”

No. Ya tenía la novela en la cabeza, con montones de notas y algunos escenarios. Necesitaba una protagonista de carácter, me puse a dibujar y salió ella. En el primer dibujo resultó algo borrosa, una semana más tarde hice otro y ya la vi con más claridad. Le hice su vestuario, colaboré en sus manías y gustos, sus costumbres, su manera de ser… y su nombre: Barbara Shackleton.

¿Cómo surgió la idea de “La novelista fingida”?

Bien, voy a desvelaros parte del truco. Cierta vez, hace ya unos años, leí una noticia relatada en un periódico de los Estados Unidos. Ocurrió en la década de los 50… resulta que un ganador del Pulitzer de novela confesó ante la Policía que él no había escrito la novela premiada, sino un colega a quien había asesinado.

Imaginad dos amigos escritores que intercambian sus manuscritos para que uno sea el lector cero del otro. Uno de los manuscritos es mediocre y el otro es una obra maestra… el resto es fácil dilucidarlo, el futuro ganador del Pulitzer se apropió del manuscrito de su amigo y por este motivo le asesinó. Cuando le pidieron otra novela, o la continuación de la misma, se vio incapaz de escribir a esa altura. Pues “La novelista fingida” es una historia parecida (sólo parecida) a este suceso que fue real.

¿Alguna de tus novelas parte de un hecho real?

Vaya, de nuevo creo haber respondido en la pregunta anterior. Pero también sucede en otras novelas. Por ejemplo… mi novela “El cráneo de Balboa”, aparte de ser una novela de amor ubicada en el Canal de Panamá, el protagonista se dedica a buscar el cráneo del conquistador español, explorador de Panamá y descubridor del Pacífico, al que llamó “Mares del Sur”. La historia nos cuenta que Núñez de Balboa y tres lugartenientes fueron decapitados en Panamá la Vieja por orden de Francisco Pizarro, acusados falsamente de traición, en 1519. Las cabezas fueron clavadas en unas estacas. A la mañana siguiente la de Balboa había desaparecido y nunca se supo de ella durante cuatrocientos años… hasta que escribí mi novela y lo conté.

¿Estás trabajando en una nueva novela? Si la respuesta es sí ¿puedes darnos unas pinceladas?

Estoy en el proceso de documentación y toma de notas, pero está muy verde todavía. ¿Unas pinceladas? Hum… no, prefiero guardar silencio.

¿Nunca te has planteado experimentar con otros géneros, por ejemplo, la ciencia-ficción?

Sí, de hecho tengo escrita una de ciencia-ficción a mi estilo… Es inédita, bueno hay algún fragmento publicado en una revista.

Se titula “Nuevos Páramos del Tiempo”. Tal vez un día me decida a publicarla.

Este blog está destinado a promover a los autores independientes, muchos de ellos noveles. En ocasiones, algunos nos piden consejo a través del grupo de Facebook, y nosotros siempre contestamos que la mejor lección para aprender a escribir, es leer. Frente a tu experiencia, ¿qué les aconsejarías?

En primer lugar les aconsejaría que no se dejen aconsejar por tipos como yo.

Una persona obsesionada no es una persona normal. Pues que la escritura se convierta en una obsesión, una obsesión, una obsesión… No importa por qué, ni para qué. Sólo importa escribir, terminar la novela. Lo demás carece de sentido.

Nulla die sine linea, latinajo que viene a decir: Ni un día sin escribir al menos una línea.

Pero no se olviden de algo esencial: Primum vivere, deinde philosophare…

Primero vivir, después filosofar. Escribir no está reñido con vivir, sólo es una manera de entender la existencia.

Asimismo, en nuestro grupo, y más de una vez, ha salido el debate acerca de lo que nosotros denominamos “Escritores-Bombardero”. Son los que, día tras día, hacen publicidad de la misma novela. ¿Qué opinas al respecto?

Desde luego no es mi modus operandi. Me cuesta anunciarme, la verdad. Pero hay auténticos profesionales del autobombo.

De cualquier forma, esto es un campo de batalla, y cada cual usa las armas que se le antoja o de las que dispone. La guerra es la guerra. Viene a ser como vender pescado en el mercado, unos vocean más que otros independientemente de la calidad del género.

Tal y como está hoy en día el panorama literario, ¿qué futuro crees que nos espera?

Pues ya anunciaba Cicerón hace dos milenios: Corren malos tiempos, los hijos no obedecen a los padres y todo el mundo escribe libros.

Hoy vivimos en una verdadera Burbuja Literaria que tal vez un día estalle, no sé. Desde luego todos tenemos derecho a escribir nuestros libros, faltaría más. Pero viene a ser como si cantásemos bajo la ducha y nos grabaran un disco, o pintásemos nuestros cuadritos y de inmediato se colgaran en un museo. Existen herramientas al alcance de todos para publicarse sin necesidad de pasar por una editorial convencional, y como las monedas tiene dos caras.

También creo que se cotiza más la moda del momento, y la imagen, que el contenido, más el envoltorio de papel brillante que el bombón que encierra; a mayor impacto de imagen (famosos, presentadores, etc.) mayor es el espectro de ventas. Y, para la mayoría, de lo que se trata es de vender.

De nuevo, muchas gracias por concedernos esta entrevista y por estrenar esta nueva sección en el blog. ¡Esperaremos ansiosos tus próximas novelas!

Para quienes quieran deleitarse con la elegante prosa de este escritor, aquí están todas las novelas que se hallan en Amazon:

2Q==ENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

ZENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

ENLACE COMPRA 9k=

 

 

 

 

 

51bNTR-sz2L._SX325_BO1,204,203,200_ENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

41oiVOFMjML._SX331_BO1,204,203,200_ENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

41NWWAfXjKL._SX331_BO1,204,203,200_ENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

51okkhoKRcL._SX372_BO1,204,203,200_ENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

41J6hkoWCNL._SX298_BO1,204,203,200_ENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

612DL9Wy0dL._SX311_BO1,204,203,200_ENLACE COMPRA

 

 

 

 

 

51grYHauKoL._SX373_BO1,204,203,200_

ENLACE   COMPRA

 

 

 

 

 

51Nkq6ag-kL._SX389_BO1,204,203,200_ENLACE COMPRA

 

Anuncios

8 comentarios en “#Entrevista a Rafael R. Costa

  1. Muy buena, me ha gustado mucho la entrevista y ver como en muchos casos, uno no tiene la exclusividad de las sensaciones y nos vemos reflejados. Un abrazo muy grande.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me alegra que hayan entrevistado a Rafael Costa, un escritor que pone la autoedición en alto. Aunque sé que también publica por editorial, es como independiente que se ha dado a conocer.

    Me gusta

  3. Soy nueva en este blog. Esta entrevista me ha gustado muchisimo, alegre, dinamica. El mundo se beneficia con personas como Rafael Acosta, para mi que me he obsesionado con escribir y nunca he publicado ha sido revelador y motivador.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s