Entre tú, yo y las letras. Entrevista 15

9256a0cf-b07e-4339-a878-3c952769d712

Inés Vega

Buenos días de miércoles y bienvenidos a Entre tú, yo y las letras, nuestro espacio de entrevistas. Lo primero feliz año 2019 y para los que no me conocéis, yo soy Inés Vega. Este año comenzamos con las pilas cargadas y a partir de ahora se incluirán en nuestra sección las páginas de los autores, blogs, etcétera, para que los interesados podáis seguirlos y no perderos ninguna noticia. Hoy nuestro invitado es un hombre que compagina su vida familiar con la docencia y la escritura. Así que demos la bienvenida a Fran M. R. Marín. Así fue nuestra conversación.

 

1- Buenos días Fran y feliz año. Para comenzar háblanos un poco de ti.
Buenas tardes, Inés, y por supuesto feliz año. Anda, pasa y siéntate que he preparado café. No, no te quites el abrigo que el sol ya se ha ocultado detrás de la montaña y empieza a refrescar. Para los lectores, contarles que nos estamos tomando este café virtual en un cortijo en las faldas de Sierra Nevada. Este año no hay mucha nieve y podemos estar aquí afuera, rodeados de almendros y acompañados por tres perros y dos ponis que juegan y corretean.
¿Qué puedo contaros de mí? Pues que me dedico a la enseñanza, soy profesor de física y química. Tengo tres hijos, los dos mayores están ahí, jugando con los perros; el pequeño aún no ha echado a andar. Ya os podéis imaginar que entre el trabajo y la crianza me escasea el tiempo libre; apenas saco para tirar con el arco, disfrutar de excursiones por los parajes de Granada o jugar alguna partida de juegos de mesa con los colegas.

2- ¿Cuándo supiste que querías escribir?
Es una pregunta recurrente a los que nos dedicamos a crear historias. También es recurrente la respuesta: desde niño, qué duda cabe. Lo cierto es que tuve la suerte de tener un maestro en la escuela que nos animaba constantemente a leer y escribir. Con él hice mis primeros pinitos con relatos. Cuando presenté la novela le invité y me hizo mucha ilusión verle allí entre el público. Fue el primero en llegar, como si el destino hubiera querido simbolizar que con él empezó todo.

3- Sé que eres profesor: ¿Tus alumnos saben que eres escritor? ¿Qué opinan?
Pues, para empezar, ni yo mismo sé si soy escritor; o quizás sí lo sepa y simplemente me parezca osado por mi parte adoptar ese calificativo, teniendo en cuenta que hay compañeros que se dedican a esto en cuerpo y alma. En cuanto a mis alumnos, pues este año he empezado en un instituto nuevo y, de momento, pocos lo saben. Del instituto anterior sí lo saben muchos de ellos; bastantes se han leído la novela y me han escrito diciéndome que les ha gustado… quiero pensar que es verdad, al fin y al cabo, ya no les tengo que poner nota, para qué van a mentirme.

4- ¿Cómo surgió el título el título de tu libro Los Tordos?
Fue lo más complicado, Inés. Hasta el punto de que cuando la registré en agosto de 2017 lo hice con el título “Lucilú”, por ponerle alguno, porque tenía claro que ese no sería. Fue tras hacer la primera lectura, después de dejarla reposar unos meses, cuando me di cuenta de que tenía que ser “Los Tordos”. Quizás no sea muy comercial, pero cuando lees la novela descubres su porqué y lo mucho que le pega. Podría decir que tiene un toque de metáfora de situación, y hasta aquí llego para no desvelar más de la cuenta. No obstante, si algún lector piensa que hay otro título que le venga mejor, estaré encantado de hablarlo y conocer sus argumentos.

1
5- Háblanos un poco de la historia y de los personajes.
Siempre me cuesta resumir la historia en pocas líneas, porque pasan tantas cosas en ella que me sabe mal omitir la mayor parte. Con la sinopsis lo pasé bastante mal, suerte que el compañero David Lorén me echó una mano.
Si me centro en la trama principal, la novela transcurre en un pueblo muy alejado de la Alpujarra granadina (“La Villa”), en los últimos años de la dictadura. Allí viven tres amigos a los que se les trastoca su vida, tan tranquila y tan llena de travesuras, con la llegada de una niña nueva a la escuela: “Lucilú”, una chinita –con una historia muy emotiva detrás– que desencadena toda la trama. Mientras los tres amigos tratan de resolver sus conflictos, cada uno el suyo propio, la vida de los habitantes de La Villa se va dejando ver a lo largo de las páginas. Es una novela coral, con bastantes personajes y dos subtramas bastante fuertes que retroalimentan a la principal.
Además, la historia la escribe uno de los tres niños y lo lee otro de ellos tras reencontrarse después de más veinte años, guardan muchos secretos que se irán desvelando poco a poco a lo largo de esa noche que pasan juntos al calor del fuego de la chimenea.

6- He visto que tienes un blog. ¿Qué se encontrará el lector en él?
Ahora mismo lo tengo un poco desatendido, mi idea es ir contando las curiosidades que hay detrás de cada capítulo y dar información adicional, de esa que se queda fuera de la novela, pero dentro del taller del escritor. Espero retomarlo en breve.

7- ¿Qué personajes te gustan más, los buenos o los malos?
En “Los Tordos” todos los personajes son grises, no podemos dividirlos en buenos y malos, pero sí podríamos ordenarlos según el grado de gris que tienen en su interior. Es por ello por lo que me gusta decir que uno de los temas de la novela es profundizar en la parte de sombra que todos y cada uno de nosotros tenemos en nuestro interior. Es cierto que algunos de ellos son más negros que el hollín (los guardias, por supuesto) pero incluso los más blancos (las dos niñas o Federo) también muestran alguna pincelada oscura a lo largo de la historia.
Dicho esto, si os tengo que hablar de algún personaje de la novela, dejando de lado a los protagonistas, me quedo con Alí, el morisco. Un personaje secundario, pero con un grado de desarrollo lo bastante grande como para ser un ejemplo de la importancia que tienen en las historias los secundarios. Cuando le veáis aparecer, algo se trae entre manos o algo va a ocurrir. Os aviso.

8- ¿Corriges tus novelas o prefieres acudir a profesionales que se encarguen?
Los Tordos la he corregido yo, con la ayuda de dos de los lectores cero: Enrique Vidal y Salva Alemany. Sé que un profesional lo haría mejor, pero me lo tomo como un proceso de aprendizaje. Justo antes de publicarla la leí unas cinco veces y cada vez que lo hacía encontraba alguna errata o alguna imprecisión. A pesar de ello, cuando hice una nueva lectura para la segunda edición encontré algunas erratas que había que cambiar. Creo que la edición en papel está bastante limpia (la digital tengo que actualizarla a la segunda edición en cuanto tenga tiempo), no obstante, si algún lector encuentra alguna, le agradecería que me lo hiciera saber.

6
9- ¿Crees en el destino?
Si me lo permites te contesto con una frase con la que termina un videojuego, no uno cualquiera sino uno que creo que marcó un antes y un después en este nuevo arte. Dice así:
“Uno debe aceptar estar encadenado al destino… ser dirigido por los genes. Los humanos podemos elegir el tipo de vida que deseamos vivir. Lo importante es que elijas tu propia vida… y luego vivas”.
Seguro que si hay algún gamer en la sala se le habrá escapado alguna lagrimilla.

10- ¿Cómo compaginas el ser profesor de física y química, con dedicarte a las letras? ¿Crees que las letras y los números guardan relación?
Tengo que reconocer que la actividad docente siempre es prioritaria, por eso decía antes que me costaba otorgarme el calificativo de escritor. Un capítulo se puede escribir en otro momento, pero el curso académico pasa volando y lo que no consigas que lleven interiorizado les supondrá un lastre en cursos posteriores.
En cuanto a la segunda pregunta, con el tiempo he llegado a convencerme de que las letras y las ciencias no están tan separadas como los humanos nos empeñamos en creer. Son distintos aspectos del conocimiento y como tales se encuentran constantemente. Está claro que veo una enorme relación entre los números y las letras, no tanto por la cantidad de letras que hay en todas las fórmulas físicas o por el hecho de que en torno al 30% de la novela debería haber aparecido el primer punto de giro, como por la gran cantidad de escritores que fueron hombres y mujeres de ciencia.

11- ¿Si te invitaran a cenar, que comida elegirías?
No le hago ascos a ninguna comida. Me encanta la pizza, aunque hoy me apetecería comida vegetariana, si terminamos a tiempo bajamos a cenar al restaurante “Raíces” que pone unas albóndigas de soja al ajo arriero para chuparse los dedos.

12- ¿Prefieres ir de vacaciones a la playa o mejor la tranquilidad de la montaña?
Fíjate dónde estamos je, je. Yo me quedo con la montaña, pero con los niños pequeños gana de calle la playa.

13- ¿Cómo te ves dentro de diez años?
Pues como siga así: más viejo, más gordo y más calvo. De lo primero me alegro, lo segundo trataré de evitarlo y, en cuanto a lo tercero: el destino, los genes, en fin…
Ya en serio, los niños estarán más grandes así que espero tener tiempo para poder dedicarle más a la escritura.

14- ¿En qué momento del día estás más inspirado para escribir?
Por la noche, siempre por la noche. Soy un ave nocturna, por las mañanas me cuesta la misma vida levantarme y activarme.

15- ¿Te atreverías a escribir una novela a cuatro manos? ¿De qué género te gustaría que fuese y con quién te gustaría escribirla?
Hay muchos compañeros con los que me gustaría escribir a cuatro manos, no se lo he propuesto aún a ninguno porque sé cómo voy de tiempo. Si fuese de género negro, con Salva Alemany; de fantasía con Carlos Gran; de ciencia ficción con Alberto Muñoz o con David Lóren; y con Enrique Vidal, por supuesto, del género que sea. Estoy seguro de que me dejo a alguno en el tintero, espero que no se molesten.

16- ¿Te costó trabajo redactar alguna escena de la novela?
El capítulo 25 es muy duro. Durísimo. Después de escribirlo me quedé tocado y me costó más de una semana retomar el 26. No te engaño si te digo que estuve tentado a suprimirlo, pero es necesario para que se sostenga toda la novela y, sobre todo, el cambio que ocurre en el protagonista.

17- ¿Qué le responderías a alguien que te dijese que tras leer tu novela no le ha gustado nada?
Bueno, nunca llueve a gusto de todos, es algo que tenemos que asumir los escritores. No podría más que darle las gracias por leerme y por hacerme ver el motivo por el que no le ha gustado.

18- ¿A la hora de publicar tu libro, buscaste antes alguna editorial o tenías claro desde un inicio la autopublicación?
Sí, miré algunas editoriales, pero todas las que me gustaban sólo aceptaban manuscritos por invitación, así que no me lo pensé más y opté por la autopublicación, no quería arriesgarme con editoriales desconocidas que ya sabemos cómo está el patio.

19- Para finalizar, ¿nos sorprenderás con algún nuevo proyecto este año? ¿Nos hablas sobre ello?
Estoy terminando la fase de documentación de una novela histórica, lo más probable es que empiece con ella en breve, no sé si estará lista en 2019. Por otro lado, la segunda parte de Los Tordos me está taladrando la cabeza y no sé si conseguiré aguantarla hasta terminar esta de la que os hablo. Además, la primera historia del guardia civil, que fue uno de los niños de Los Tordos, también está organizada esperando su lugar, así que no sé que pasará, porque ideas hay muchas, pero tiempo para desarrollarlas no.

Y hasta aquí nuestra entrevista. Gracias Fran por tu tiempo y por dejarnos conocerte tanto a ti como a tu libro un poquito más.
Muchas gracias, Inés, y a todo el equipo LLEC, por darme voz en esta entrevista, ya sabéis que podéis contar conmigo para lo que os haga falta.

 

  Y a vosotros lectores, gracias por seguir nuestra sección. Si os ha gustado os invito a dejar vuestro comentario o a compartir. Si eres escritor, te invito a participar en nuestro espacio. Puedes apuntarte siguiendo este link  o enviando un correo a vegaines71@gmail.com Estaré encantada de ponerme en contacto con vosotros para conoceros. Si queréis seguir a Fran, aquí os dejo su blog y también podéis seguirlo en su página de autor en Facebook. A continuación os dejaré el enlace a su libro y espero que disfrutéis mucho de su lectura.

  Os espero el miércoles de la semana que viene y que paséis feliz día.

41iHH5IyjGL  Enlace de compra a Los Tordos

Anuncios

2 comentarios en “Entre tú, yo y las letras. Entrevista 15

  1. Me gusto mucho la entrevista, amena. Creo que todos los que somos escritores de corazón, nos llenamos de ideas que nacen a raíz de nuestras creaciones, pero indiscutiblemente, el tiempo es un factor muy importante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.